Inicio > Dulces, Postres, Helados > Una calle para Pedro Hidalgo (Concurso de Ideas)

Una calle para Pedro Hidalgo (Concurso de Ideas)

Domingo, 29 de marzo de 2009

Tenemos que hacer algo con don Pedro Hidalgo. Ponerle una calle, promover la erección, aunque sea de un monumento, comprarle un piso, cancelarle la hipoteca a toda su familia, comprarle otro juego de camisas blancas… no me decido. O fijar un día a la semana en el que toda la población de Cádiz se alimentaría únicamente con su empanada y alguna milhoja de postre, como muestra de gratitud eterna a la felicidad que ha repartido durante cuatro décadas sin cambiar los servilleteros ni los azulejos ni las botellas ni los muñequitos del escaparate. Ha conseguido perfeccionar el hojaldre hasta convertirlo en una de las bellas artes. Ha sublimado el relleno del atún con la cebolla como llave maestra de la ecuación secreta.

Conste que no lo conozco nada más que de entrar desde chico, como todo el mundo. Bueno y de que dice que mi abuelo paterno le echó el cable en una reforma del obrador. “No era buena gente tu abuelo, ni nada”, me dice siempre con ese acento cántabro, heredado de su padre, porque él nació en Cádiz.

Debería abrir más tiempo, o no cerrar nunca. Yo qué sé. Se abre el concurso público de ideas para el I Homenaje Público de Cádiz al Gallego (aunque sea gaditano e hijo de cántabros) de las Empanadas de la Catedral. Envíen sus ideas a este blorgrg, por favorgrg.

Dulces, Postres, Helados ,

  1. Pecado Venial
    Domingo, 29 de marzo de 2009 a las 19:25 | #1

    Me sumo a tan merecido homenaje, por lo de recuerdos de la niñez que tiene encerrados este rincón. No hay mejores empanadas que las de la Catedral, con su insuperable masa de pan, que para eso se llaman así. No desmerecen tampoco sus pastelitos de hojaldre, ni sus pasteles, mejor dicho, sus ‘durses’, de los de toda la vida. No creo que haya nadie sobre la pequeña tierra gaditana que no haya probado esos suculentos placeres, y si no, está tardando. Es dífícil pasar de largo sin entrar.

  2. Obélix (pero llámame Górdix)
    Domingo, 29 de marzo de 2009 a las 19:45 | #2

    Por favor, Pecado (o Pecada) vote por su idea para el homenaje popular.

  3. Domingo, 29 de marzo de 2009 a las 20:56 | #3

    Pues como buen gallego que es, el mejor homenaje sería que le abrieran otro obrador para que siga jartándose de currá y de paso deleitá con sus empanadas a gente que no pase mu a menudo por la Catedrá…

    Señor Górdix, excelente bló, si señó….

  4. Obélix (pero llámame Górdix)
    Domingo, 29 de marzo de 2009 a las 21:00 | #4

    Muchas gracias, Raúl. Apuntamos la idea de duplicarle el obrateur. Después de tu última frase, estás invitado a una empanada (de las chicas, que la pensión de invalidé me llega pa poco).

  5. Lunes, 30 de marzo de 2009 a las 13:15 | #5

    Cuando la gran cocina, la suntuaria, empezaba a emerger en España el joven Arzak, viajó a la meca que suponía ser el restaurante del genio de Paul Bocuse, compendio de todas las cocinas de sus maestros, Lucas Carton, o los Troisgros, entre otros fenómenos, y se presentó ante él dando por hecho que era cocinero vasco, utilizando el origen como baldón, en este caso con razón. Bocuse le dejó un espacio en la cocina y le dijo que le hiciera un hojaldre. Bocuse lo probó y le dijo: ¡Eres cocinero!, y punto, y ya creo que acertó. El que domine el hojaldre, como me certificais que es el caso, merece todos los homenajes, pero uno sería crear con él una escuela, para que se perpetúe su talento. Además, en Cádiz, también deberíamos dominar el no menor arte de las empanadas, pues Cádiz le debe a Galicia muchas cosas, entre ellas el menudo, con garbanzos, como a los astures la berza, en suma, que debemos respetar y amar la cocina de nuestros ancestros foráneos, tantos y tan buenos. Las empanadas de sardinillas (xouvas), de lamprea, de berberechos, de bonito, de bacalao con pasas, de lomo, de pulpo, son un prodigio de la cocina popular, la buena, la ortodoxa, la del gineceo.

  6. lolo
    Miércoles, 1 de abril de 2009 a las 09:05 | #6

    Me sumo gustoso, y es que aún cuando las empanadas de pedro son magníficas, no se me pueden olvidar los nudos de hojaldre, y sobre todo las mejores palmeras de yema de todo el mundo, en su punto de cocción y con la cantidad justa de crema de yema (se me hace la boca agua). Amen de su genial hacer, a mi personalmente me toca la fibra sensible ya que llevo acudiendo a su tienda desde que era niño e iba a comprarle dulces a mi abuela que vivía en la cercana calle antulo.

  7. Quique el largo
    Viernes, 3 de abril de 2009 a las 08:38 | #7

    He sido repartidor de materia prima para las pastelerías, conozco casi todas las que hay en toda la provincia de Cádiz, me encanta probar y he probado mucho y me atrevería a decir que la de Pedro Hidalgo es de las mejores (Para mí la mejor).
    Las empanadas están hechas con un arte y un cariño que da hasta pena hacerlas desaparecer en tus manos y a Pedro da gusto verle por su gracia, que tiene mucha, por su arte que eso es pa escucharlo con atención y su actitud siempre positiva. Me apunto, me sumo a tan ocurrente y merecido homenaje.

  8. Obélix (pero llámame Górdix)
    Viernes, 3 de abril de 2009 a las 12:21 | #8

    A Quique. Gracias por aportar tu experiencia profesional, que los demás no conocemos esos detalles. Lo puse medio en broma, pero ya han llegado cinco comentarios de apoyo, así que igual hay que tomárselo más en serio. Pedro tiene mucho que aportar y mucha gente le tiene mucho cariño. Sería cuestión de demostrárselo, que su arte no se pierda y que se entere de que ha hecho feliz al personal por vía gástrica. Si hay que ir al Ayuntamiento a presentar la petición de una calle a un concejal… aquí está el tío. O lo que se nos ocurra.

  9. jose antonio
    Domingo, 5 de abril de 2009 a las 18:46 | #9

    Por lo que me corresponde, sobrino soy y durante año he olido -que apenas catado- el refrito de las empanadas cuando visitaba a mi abuela en el piso de arriba, gracia a don José Landi por la propuesta y al Monforte por apoyarla este domingo.
    Ahora bien, Pedro, como todos sus hermanos y hermana, es de Cádiz y no de Galicia. Eso sí, mi abuelo (su padre) tuvo a bien nacer en Cantabria. Será por eso por lo que él, y otros, trabaja tanto.

  10. Obélix (pero llámame Górdix)
    Domingo, 5 de abril de 2009 a las 20:20 | #10

    Gracias por su visita y su mensaje. Ha sido usted convenientemente reconocido. Disculpe la confusión geográfica pero hay errores que se convierten en norma y a base de oir y decir durante años “El Gallego de la Catedral” y “El Gallego de la Catedral” pues pasa lo que pasa. Usted que manda, déle vueltas a lo del homenaje, o la calle, o alguna fórmula para que transmita la sapiencia de este gran artesano. Más allá de las bromas y de la melancolía.

  11. il piccolo bambino
    Domingo, 10 de mayo de 2009 a las 19:26 | #11

    Yo me sumo al homenaje,a la calle y a lo que haga falta!!!.Vivo en la plaza de la catedral desde chico,30 años, y es como el abuelo de todos los que jugabamos por alli y que de vez en cuando algún que otro pelotazo le dimos al escaparate(perdón don pedro).Me he criado al olor de sus empanadas,a las que estoy enganchado como medio Cádiz.Pero como de la empanadas no vamos a decir nada que no se sepa ya os recomiendo que le encargueis una tartita San Marcos,sublimeee ,deliciosaa,casi pecado probar esa nata artesana,pruebenla aunque no os gusten este tipo de tartas y ya me contareis.

  12. Empanada de carrrrrrne
    Domingo, 14 de junio de 2009 a las 11:59 | #12

    Mhhhhh… empanada de carne. Un monumento para Pedro Hidalgo, sí señor. ¡Qué aroma tan sutil a empanada inunda la plaza de la Catedral! Viva Hidalgo.

  13. david
    Domingo, 26 de julio de 2009 a las 12:40 | #13

    Aprovechen a saborear las ultimas empanadas, que al parecer a fin de mes el gallego en cuestión se corta la coleta definitivamnte .Que disfrute de la caleta durante largos años

  1. Sin trackbacks aún.