Me dicen que la renuncia de Arturo Pérez-Reverte a comisariar la exposición del Doce se basa en otros motivos, además de las críticas políticas. Estos salpican al PP de Cádiz y a su presidente, José Loaiza, quien se habría comprometido a conseguir el patrocinio de Caja Madrid, o sea de Rodrigo Rato, para la muestra en cuestión, ya que fue quien patrocinó la que el escritor hizo en la capital por el 2 de mayo. En Caja Madrid dijeron que no, que qué pintaban ellos aquí habiendo cajas andaluzas, éstas controladas por el PSOE. Así que Arturo al ver que el tiempo corría y se enfrentaba a un mamarracho dio un ultimátum al Ayuntamiento, PP incluido, en junio o julio, para que sacaran el acuerdo adelante. No fue así y dio el portazo.

Seguiremos informando