¿Felicidades?

Empecé la tarde preguntándome si es posible desear Feliz Año Nuevo en este 2011, si no resulta una broma de mal gusto, un sarcasmo, o un insulto a la inteligencia. La felicidad, lo sé, es una percepción personal y como tal debe construírsela cada uno, sin esperar a que se la proporcionen los demás. Pero también hay una definición que dice que “felicidad es la ausencia de miedo” y desde luego para el año que comienza hay miedo, incluso pánico. Los indicadores son funestos y la única esperanza es que se equivoquen, como hasta ahora, cuando pronosticaban “brotes verdes”.
Pero también es indigno tirar la toalla, permanecer sin luchar, derrotar la ilusión en los demás, porque “no se puede vivir sin esperanza”, esa hermosa frase de Gadamer. ¡Es tan fácil el pesimismo, y tan inútil! Lo siento, pero no puedo dejarme arrastrar por el miedo, aunque también lo tengo, por los malos datos, que sé que son ciertos, ni por el desprecio hacia todo el mundo, esa especie de altanería recubierta de cinismo. El lamento y la autocompasión son un lujo que no me puedo permitir. Es preciso seguir adelante. Porque un ejercicio mínimo de honestidad me dice que queda mucho que defender y mucho que conquistar; porque hay gente en la que creo, incluso políticos, y hasta de varios partidos, que trabaja bien y con decencia; porque hay otros que, desde sus respectivos lugares, hacen mejor el mundo con su esfuerzo o con su sola presencia. Porque hay familia, amigos, libros, habitaciones propias, mucho por conseguir, mucho que aprender.

Total, que sin haberme tomado la copa que os muestro, creo que sí, que hay que celebrar.

Felicidades a todos.

Bien mirado, son más necesarias que nunca.

Los colores del Oratorio

La policromía que ha aparecido en la restauración del Oratorio de San Felipe Neri parece espectacular. Me aseguran que en vivo y en directo es deslumbrante. Se sabía, por catas y estudios, que existía alguna pintura, pero no que era de estas características, figuras, color, densidad. Ahora se trabaja en recuperarlas y devolverlas a la contemplación del público.

De modo que cuando se quiten los andamios y podamos entrar de nuevo en la iglesia de la calle Santa Inés no la reconoceremos, pero será más auténtica que la que guarda nuestra memoria que, por cierto, tenía un azul chillón en origen espantoso, aunque el tiempo lo fue atenuando.

Todo esto lleva a pensar en las barbaridades que se han cometido con el patrimonio en general, y el de la Iglesia en particular, que es el más rico y numeroso. También da para alegrarse de comprobar que hemos avanzado mucho en la protección, en la recuperación y en la conciencia de su valor e importancia.

Aquí os dejo el link de la noticia, que lleva una magnífica galería de fotos: http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20101230/cadiz/felipe-neri-deslumbra-20101230.html

Lo insoportable

Antonio Muñoz Molina regala en la red pequeñas piezas, de su blog, o lo que sea, que titula “Escrito en un instante”. Quizás muchos las conozcáis. No voy a descubrir yo ahora a este gran autor. Pero no resisto la tentación de pasaros la que leí anoche en Twitter

http://xn--antoniomuozmolina-nxb.es/2010/12/no-se-puede-mirar/

… O de como los escritores son esenciales para aprender a mirar al mundo.

Kadizfornia

Os recomiendo esta espectacular galería de fotos de Oscar Chamorro, colgadas en La Voz digital hace un rato. http://www.lavozdigital.es/cadiz/multimedia/fotos/cadiz/69148-buenas-temperaturas-respiro-gaditanos-invierno-0.html
Hacen justicia a la luz, al paisaje, al clima… Y a esa especie de furia por el bodyboard y el surf que se ha desatado entr nosotros, que llega a grandes y pequeños.
Una agradable manera de mirar alrededor. No todo son desastres.

Agrio contraste

Mirad que magnífica foto ha hecho Antonio Vázquez esta mañana en la asamblea de los ex Delphi. Tras los trabajadores reunidos, en una estampa que siempre tiene una reciedumbre, un énfasis que recuerda a las imágenes del realismo socialista, a la épica incluso más cercana de nuestro país en los años 80, aparecen las carrozas de la cabalgata de Reyes, las ingenuas figuras que todos hemos convenido en reconocer como sinónimo de la ilusión.

La foto de Antonio invita a leerla y a sentirla. A acompañar a los hombres sin trabajo, a quienes se les vendió un sueño de futuro feliz que no se ha cumplido. A temer por las fantasías de los niños que ocuparán o rodearán las carrozas, a confiar en un tiempo mejor, o a no hacerlo en absoluto. Cada cual que escoja. Es cuestión personal e intransferible.

El retorno

Pacheco no anuncia ni confirma, pero lanza el globo-sonda, autorizado, de su presentación como candidato a la alcaldía de Jerez. Pues el globo estalla y a tenor de las reacciones igual hasta nos encontramos sorpresa. Para mí que al PSOE no le ha sorprendido nada -se ha hablado de conversaciones, de reuniones secretas incluso, con Cabaña, que éste ha desmentido- y que al PP le preocupa. El PSOE, claro, poco tiene que perder, con las malas encuestas que tiene respecto a las posibilidades de Pilar Sánchez. En Pacheco puede encontrar un aliado para restarle votos a García Pelayo…

Las cábalas de siempre. Lo que más me molesta es que esto se revista ahora de ideas, de programa electoral, de oratoria de golpes de pecho por el pueblo, cuando de lo que se trata es de otra cosa, y bien clara. No se olvide que “el enorme” se reservó Urbanismo, Personal y Fomento cuando compartió gobierno y que tanto el PSOE como el PP se lo dieron, a cambio de ostentar el bastón de mando, a pesar de que éste fuera apenas un florero.

Me ha recordado a la figura del “caimán”, el literario dictador latinoamericano. Solo que éste no se va, vuelve. O no.

Citas de calidad

Me acabo de anotar en mi calendario los siete martes de conciertos de cámara que ha organizado el Bicentenario, con la esperanza de poder ir a alguno. Si mi vida fuera otra no dudaría en apuntarme al seminario de Sociología de la Música, para el cual Elena Angulo trae a grandes filósofos, musicólogos, expertos. (Aunque igual mi vida cambia, porque yo no sé si es que alguien sabe algo más que yo, pero un amigo me decía hace poco que en Cádiz se habla de a cuánto asciende mi cláusula de rescisión. Ni que yo fuera Messi… Qué mala leche hay en esta ciudad) Bromas aparte. Los que podáis, apuntaros al curso y los conciertos. Que esto es calidad y no esos “pogramas” que solemos ver por aquí, voluntariosos, pero inadecuados para hacer afición.

Echo en falta las grandes orquestas y solistas que se pensaba traer. ¿No será que el Falla ha puesto dificultades? ¿No será que el impagable concejal Castillo ha considerado que a la Real Sinfónica de Sevilla “ya se la ha visto” aquí? Como si las orquestas siempre fueran iguales y tocaran lo mismo. Zimmerman, el violinista, de hecho no viene. Por ahora.

Por cierto, que tampoco actúan en el Falla Les Luthiers, que han anunciado escala en Las Palmas durante diez días, ayer entró un teletipo. “Los premios Mastropiero” se llama el espectáculo. A ver si al menos viene a Sevilla. O a Jerez.

Marcha atrás de Griñán

La Junta acelera en su campaña de comunicación. Hoy hay comparecencia de la consejera Mar Moreno para explicar la gestión y las perspectivas del año próximo y mañana lo harán los delegados provinciales, en Cádiz Gabriel Almagro.
El reto es convencer y luchar por remontar los malos sondeos. Griñan y los suyos están atrapados en el bucle diabólico de gobernar, o sea tomar decisiones, y apechar con las consecuencias, que son por definición impopulares en estos tiempos de crisis, o mirar al corto plazo de la rentabilidad electoral. Lo lógico, lo ético, es el compromiso con el futuro, pero también es táctico intentar conservar el poder para continuar su proyecto político otra legislatura más.
Todo esto tiene otra versión, claro: aferrarse al sillón como sea, aun a costa de alargar la crisis y el deterioro político y social.
El asunto es que tres de las medidas de su programa contra la crisis van a esperar a después de las municipales, entre ellas la reforma de las agencias públicas, que tiene en pie de guerra a los funcionarios. En este sentido, bien hará el presidente en aprender del error y no escuchar a quien impulsó la aprobación de la norma en agosto, a prisa y corriendo, a pesar de que la consejera quería hacerlo más tarde y con tiempo. No le toca a ella, por tanto, comerse ese marrón, hablando mal y pronto.

Juan Eduardo Zúñiga

Para no terminar con mal sabor de boca este día, retomo un libro de cuentos de Juan Eduardo Zúñiga, ‘Brillan monedas oxidadas’. Os lo recomiendo, aunque voy por la mitad y los cuentos siempre tienen mucho peligro. Estos contienen buenas dosis del indispensable elemento sorpresa, pero entroncan con la memoria, personal y arcana, y están escritos de maravilla.
Está en Circulo- Galaxia, que también le editó hace poco una colección de ensayos sobre literatura rusa que son una joya, ‘Desde los bosques nevados’.
Leer da más, como decía la vieja publicidad. Un consuelo, una perspectiva…

CNN+

Lo siento, estoy de muy mala leche. La tarde de trabajo no me ha permitido estar al otro lado de la tele en el momento del fundido de Cnn+ y su paso a Gran Hermano 24 horas. Aunque siento no haberles acompañado en el duelo, tengo algunos buenos amigos entre los damnificados, me alegro de haberme perdido el obsceno espectáculo.
Y no quiero saber las audiencias, seguro que han subido.
Qué mala época nos ha tocado vivir. Cómo saldremos de esta?