Carnaval-verdad

Con tanto rollo se me olvidaba lo más importante: mi más enérgica protesta por el cajonazo a la chirigota del Noly. El jurado debía haber valorado, por encima de lo accidental, el sabor inigualable a chirigota pura, su manera de ponerse de pie en el escenario, su pasito corto en el tipo, su forma de cantar, de moverse, de sonar… a todos ellos y a Manolín Gálvez hay que clonarlos, porque esas esencias no se pueden perder, y nadie lo hace como ellos. Esa ultima cuarteta del popurrí, en la que ofrecen todo lo que tiene su humilde barrio, quizá sonara marciana a los oyentes modernos, que han olvidado la esencia de la Viña y de la fiesta, que se creen nuevos ricos, pero ha sido de lo más Carnaval-verdad que he oído este año.
Y la mala suerte de que les tocara cantar antes del descanso, con todos los “de Cuenca” que pueblan el patio de butacas levantándose sin esperar a que terminara la agrupación, sin el más mínimo respeto.
Desde mi humilde rincón, ánimo a todos “los que les toca bailar con la más fea”. Suyos son el poder y la gloria, aunque no pasen a semifinales.

Lírica y prosa

Los periodistas nos conjuramos para descubrir al autor de la prosa florida que escribió los perfiles de los homenajeados con las medallas, y que el viceconsejero de Presidencia y secretario general del Gobierno leyó con toda seriedad y empaque, a pesar de tener que decir cosas como que el futbolista Navas tejía sobre el césped vuelo de faralaes… O algo así. Si tengo tiempo haré una selección de los mejores momentos de las “laudatio”…barroquismo pinturero.
El coctel, como se anunció, fue cortito. Nos dijeron que ha costado la mitad que el año pasado. No hacía falta más. No se trataba de comer, sino de verse, charlar y compartir un cierto “ser” por “estar”, no sé si se me entiende.
Volaban no solo chismes políticos, también periodísticos, acerca de inminentes nombramientos en la cadena Ser, de maniobras contra la presidenta de la Asociación de la Prensa de Sevilla, maldades variadas de los malvados de turno…Lo normal, en fin
Pero también es la ocasión de encontrar gente interesante. Así, charlar con Emilio Lledó es siempre un honor; conocer los nuevos proyectos de Guillermo Perez Villalta, que no se suele perder este día, y sobre todo saber de primera mano las próximas entregas del legado de Juan Ramón Jiménez. Carmen, su sobrina nieta, con su flamante medalla al cuello, me ha avanzado entre otras ideas, la edición, juntos, de los diarios de recién casados del poeta y de Zenobia.
Eso sí que no es fútil y perecedero. Solo por eso merecía la pena haber ido (qué juanrramoniano, por cierto).
Como juanrramoniana terminé al recordar, en el repaso al cuadro de situación, ese poema- lema que decía más o menos asi: “Aquel chopo de luz me lo decía/ contra el aire turquesa del otoño/ Termínate en tí mismo como yo”.
O de como no fiar la identidad propia a agentes externos.

El Día de Andalucía

El acto de entrega de las medallas de Andalucía, hoy en el teatro de la Maestranza, tuvo como protagonista a Alfonso Guerra, que pronunció un discurso como destinado a sus biógrafos, o más bien a sus hagiógrafos, en el que se debe haber permitido algunas licencias, o es que ese recurso a la tercera persona era en realidad la apelación a otro, la construcción de un personaje, y situaba al orador como narrador, “omnisciente” desde luego.
A lo que iba, no sé si él mismo era quien, hijo de un porquero, cogía pajaritos de niño para llevar a la olla de su casa, y quien poco después iba en tren a la playa de Cadiz y veía la explosión de San Severiano… Y quien finalmente recibía el homenaje de toda Andalucia, y en él todos los hombres humildes de su tiempo. Habrá que leerlo despacio.
Me dicen los que estaban en posición, o sea en las primeras filas, que estuvo todo el rato dirigiendo sus miradas y gestos a su mujer y a sus hijos.
En el ambiente estaban los sondeos que todos los periódicos hemos publicado estos días, que dan al PP una ventaja de entre 7 y 12 puntos. Aunque se cuestione el muestreo, es evidente que confirman una tendencia evidente. Un desplome de en torno a 20 puntos en poco más de dos años para el PSOE es realmente un descalabro importante.

Malestar en la Armada

A la Marina no le ha gustado mucho la nueva unidad marítima de la Guardia Civil en el Estrecho, con base en Cádiz. Como muestra, un detalle: al acto del sábado con Rubalcaba la Flota envió a un contralmirante.

Medallas de Andalucía

Gran despliegue en el Maestranza. Fuensanta Coves entrega su premio a la heredera de Juan Ramón. Griñán al futbolista Navas…
Nunca puedo olvidar que entre los galardonados estuvo un año el grupo Los Caños.

Barómetros

Este es el fin de semana de los barómetros de opinión andaluces. Mañana damos el primero y el domingo, el más mollar. No os avanzo nada, permitidme la reserva. Eso sí, espero vuestros comentarios

El del bombón

El del bombón, del que hablaba aquí el otro día, ha leido mi post y me escribe un mail para disculparse, re-explicarse… y añade que yo también le parezco “un bombón”. Vamos, para morirse ya.

A veces los hombres piensan que lo que te pasa es que tú también…

En fin, qué le vamos a hacer. Desde la cordialidad te digo: déjalo, de verdad. Yo te entiendo. 

Sólo me compensa de todo esto que confieses que “soy un machista irredento”.

Completamente viernes

No solo es hoy ese jodido día en el que hay que escribir el artículo del domingo, planificar el fin de semana y llegar a la noche sin hacer una matanza en un supermercado, es que además aquí hay consejo de administración, con su preceptivo informe de la direct0ra. Pero… me acaba de llegar a mi mesa el nuevo libro de Luis García Montero, “Un invierno propio”, que ha editado Visor y del que algo he leído en algún suplemento cultural. El autor de “Completamente viernes”, uno de sus libros del que tomo prestado el título de este post, tiene una rara habilidad – o sea maestría de poeta, que en eso consiste-, para describir estados de ánimo en los que reconocerse. Si ya acuñó la “nostalgia del futuro”, que se ha convertido en un tópico, en este libro habla de algo con lo que yo sintonizo absolutamente en mi caótica vida: “Nostalgia de orden”.

En cuanto pueda le meto mano. Es una edición preciosa. Sube las  endorfinas.

Día de Andalucía

Hoy no hay cole. Muchos seres felices han empezado un puente que va a prolongarse hasta el lunes.

Las celebraciones oficiales se multiplican, esta mañana cada consejero tiene una en su provincia; cada alcalde y muchas instituciones también programan su particular fiesta.

El lunes será el acto central, en Sevilla, con la entrega de medallas y un cóctel en San Telmo que me dicen que será cortito. O sea austero, porque largo, seguro.

Un palo

En EADS-Airbus Military están como si les hubieran dado un mazazo en la cabeza. Aturdidos, después de ver cómo se les iba de las manos “el contrato del siglo” cuando estaban convencidos de que lo tenían. Son los peligros de vender la piel del zorro antes de cazarla. Con todo, y aunque sin duda es un palo, prácticamente todo el trabajo se iba a hacer en América, lo digo por consolarnos, porque aquí es que cada vez que alimentamos una ilusión nos cae un jarro de agua fría.