Las dos noticias económicas del día tienen protagonista gaditano, aunque de signo bien distinto. Por una parte, la suspensión de pagos de empresas de Rumasa, cuyo presidente, José María Ruiz Mateos, vuelve a estar en el ojo del huracán. Dicen que arde Jerez entre empleados y pequeños inversores afectados.
Por otra, Antonio Romero Haupold, presidente de Faconauto, que ha logrado una gran victoria para su sector en la Ley de economía sostenible, al librarse de las imposiciones de las marcas, pero los fabricantes están rebotados y hasta amenazan con recortar el empleo, con boicotear el Salón del Automóvil de Barcelona, e incluso con irse de España.