En EADS-Airbus Military están como si les hubieran dado un mazazo en la cabeza. Aturdidos, después de ver cómo se les iba de las manos “el contrato del siglo” cuando estaban convencidos de que lo tenían. Son los peligros de vender la piel del zorro antes de cazarla. Con todo, y aunque sin duda es un palo, prácticamente todo el trabajo se iba a hacer en América, lo digo por consolarnos, porque aquí es que cada vez que alimentamos una ilusión nos cae un jarro de agua fría.