La crisis del Psoe llega a las manos

Paco Aido me acaba de mandar un mensaje en el que me cuenta que le ha agredido en la Diputación Fernando Suárez, quien fuera vicepresidente de la Institución en las primeras corporaciones y que se quedó de administrativo del grupo socialista, me parece. Según me cuenta, y me envía todo el intercambio de mensajes, Suárez ha llegado a cogerle por el cuello, con el puño levantado, y a gritarle diversos insultos. El ex jefe de gabinete de Cabaña ha anunciado que el lunes presentará denuncia por amenazas.
Es de esperar que este numerito sea un punto de inflexión y cabañistas y griñanistas se pongan en serio a trabajar y se dejen de ponerse en evidencia.

Ocurrencias

Pensaba yo hoy, cuando leía en La Voz acerca del contrato de Navantia para reparar los grandes cruceros, en quienes propusieron que se cerrara la factoría y se dedicara a puerto, para aprovechar los muelles para la ciudad, en vistas de la pérdida de empleo en los diques. Qué gran idea: eliminar lo único que puede darnos un poco de trabajo, o bastante, por lo que ahora se ve, para sustituirlo por una Feria del Mar permanente.
Menos mal que aquí no sale casi nada de lo que algunas cabezas pensantes elucubran.
Enhorabuena, en cambio, a los directivos de Navantia por el éxito obtenido. Ahora, a por las reparaciones de la VI Flota!!

Guerra de gerentes

Leo en Twitter que Gabriel Almagro arremete contra el actual equipo del Consorcio del Bicentenario y dice que todo lo previsto estaba preparado, en concreto una exposición comisariada por Alberto Ramos. No es lo que cuentan sus sucesores, de modo que la guerra está servida. Otro tanto pasó antes con las obras del Castillo de San Sebastián.
Entre tanto, al Doce gaditano se le puede aplicar que “entre todos lo mataron y él solito se murió”.
Ni esa exposición, ni otras habían sido ni siquiera habladas cuando él dijo que sí lo estaban, ni los patrocinios llegaban, ni se sabía qué hacer para tapar el enorme agujero dejado por el concierto de San Fernando, contratado con largueza por el equipo anterior…
Tres gerentes en cinco años son muchos cambios. Y una parte de la culpa, pero no toda ella. Las historias del Doce dan para escribir una enciclopedia del disparate: guerras internas de partido, peleas de instituciones, falta de ideas, de eficacia y, al fin, de dinero.
La inexistencia de lugares con medidas de seguridad para que los grandes museos presten sus piezas ya lo venimos diciendo desde La Voz hace años. Ahora resulta que era verdad.
Entre la sucesión de errores cabe destacar uno nuevo: dejar la presidencia del Consorcio a la Junta. Me lo dijo el otro día una de la únicas cabezas bien amuebladas de esto, a quien no han dado bola en ningún momento. Es verdad. Debía haberse quedado Madrid, la Accion Cultural Española… Alguien que hubiera tirado de Presupuestos Generales del Estado.
Ahora ya es tarde para lamentarse. Toca recoger los pedazos.

Los retratos del Fayum

Escribo desde Barajas, donde espero el avión para Santander. Me ha dado tiempo de ir a Madrid, ver los retratos del Fayum en el Arqueológico Nacional, el propio museo, volver al aeropuerto, tomar un café, despachar correos, hablar con el periódico varias veces y aún tengo hora y pico para escribir alguna pamplina. O para irme de compras por aquí, que siempre tienta.
Los retratos del Fayum bien valen el taxi de ida y vuelta, he de deciros. Se ven rápido, están montados en una sala con una iluminación tenebrosa y se acompañan de un audiovisual de Adan Paci sobre la inmigración, entiendo que para dar más contexto a algo que de por sí está cargado de sentido… Peste de curators, insisto.
Las pequeñas tablas asombran por su calidad, su delicadeza y sus miradas penetrantes. Carecen de pretensiones artísticas más allá de la de reproducir con exactitud (y supongo que con benevolencia) los rasgos de la momia empaquetada sobre la que se colocaban. Esta desnudez de artificio hace los retratos más directos e impresionantes. Son artesanales, carecen de firma, pero han dejado una impronta que atraviesa el tiempo, como las grandes obras. Ahí queda la lección para tanto discurso vacuo como se vende ahora con el envoltorio de arte.
Ya de paso me he dado una vuelta por el Arqueológico, que no había visto después de la reforma, en busca del ‘sacerdote de Cádiz’. Lo encontré, como el reloj solar y el togado de Bolonia y una colección de monedas de oro romanas, el ‘tesoro’ de Arcos. Les he hecho fotos, pero como no puedo subirlas vía iPad, esperaré a volver a mi ordenador.
El museo, la verdad, da un poco de pena. La colección es corta y (dama de Elche y Baza aparte) no está demasiado bien presentada, me parece a mí. Vamos, que el de Cadiz le da un revolcón (eso es chauvinismo, sí). Quizás sea la división en compartimentos, que deja las piezas fuera de la vista… No sé, a pesar de la modernización yo tenía el recuerdo de un museo con mucho que ver y hoy se me ha ido en un bocado.

Los articulistas

Como últimamente estoy de una maldad que me puede, se me ocurrió terminar mi presentación del libro de artículos ‘Femenino singular’, ayer en la APC, con la esperanza de que la próxima no haya una antología de lazo azul y otra de lazo rosa, sino que se evalúe en función de la calidad y no del género. Porque aquello corría el riesgo de parecerse a los libros del Padre Loring “Para salvarse (él)”, “Para salvarse (ella)”. Fue sin acritud. Una gracieta, porque en verdad el libro que se presentaba, el de las 10 articulistas chicas, era consecuencia de la ausencia de mujeres en el primer libro editado por Teodoro León Gross, los 10 mejores articulistas del periodismo español.
El editor, con todo, afirmó que en su selección de la decena de primeras firmas del columnismo patrio, consultada con un panel de expertos, seguirían estando los que están, o sea, todos hombres.
La intervención de Teodoro fue como una clase magistral, con interesantes disquisiciones acerca de lo literario como cualidad del periodismo, pero no la Literatura, y un repaso a la historia del oficio hispano, con especial referencia al Cádiz de las Cortes.
Brillante también Arcadi Espada, claro y directo. Hubiera dado mucho juego un posterior debate sobre su visión del articulismo español como dos corrientes, una anterior al franquismo, que describió como anticasticista y antirretórica, sobria, y otra posterior, artificiosa, literaria, que rechazó, y citó su escaso aprecio por González Ruano, Umbral y hasta Vicent.
Ahora, coincidimos, ya escribe cualquiera o, en todo caso, se escribe demasiado.

Cultureta

Pillo en el Canal Mezzo un concierto de la Filarmónica de Praga. Precioso, grabado en los jardines de un castillo…Y la música me suena. Pienso que igual es que mi cultura musical avanza… ¡Es La marcha de Darth Vader, están ofreciendo un programa de fragmentos de La guerra de las galaxias! En el jardín parece que hay mayoría de turistas. Chasco.

Maldad irrefrenable

Algún diputado o/y diputada, no necesariamente gaditano, ¿tendrá hoy la tentación de dejar en su escaño una muesca “Aquí estuvo…”? Por si las moscas. Yo haría un reportaje con los ujieres del Congreso.

Tengo la impresión de que anoche en el túnel de la Cámara y hoy en el hemiciclo muchas despedidas a Zapatero escondían un pálpito de inquietud personal, que era algo más que el adiós al presidente. ¿Volveré al escaño después de verano?, se preguntaría más de uno.  Ah, qué momento.

Griñán en el debate

Por lo que he visto en Twitter se confirma que el presidente de la Junta jugaba fuerte en su discurso del estado de la región. Aparte del asunto ese del escaño 110, cuya paternidad muchos le disputan, ha anunciado la legalización de todas las viviendas ilegales, salvo las que estén en espacios inundables o protegidos, y una ley andaluza de dación para cancelas las hipotecas. Ahí es nada. Y otras 25 propuestas, que me mandan en este link:  http://www.juntadeandalucia.es/presidencia/portavoz/resources/files/2011/6/29/1309343997685CuadroMedidasDebate2011.pdf

Esta tarde le toca rebatir a Arenas.

Y, sotto vocce, también rebaten muchos de los suyos, que zapan con una perseverancia digna de mejores causas.

Paco Aido, el despido innecesario

Cabaña se ha permitido un último gesto: despedir a Paco Aido quince días antes de que tuviera que irse, ya que al ser cargo de confianza cesará con la actual corporación ¿Por qué no se ha privado de darle un último puntapié? Recordamos que en mayo del año pasado lo degradó de jefe de gabinete a un oscuro despacho de asesor. Era el lógico desenlace de la crisis desencadenada tras el congreso extraordinario, cuando en Cádiz se reabrieron las heridas al negarse Cabaña a aceptar la salida que le propuso su nuevo secretario general regional. Aido estaba con los renovadores y de ahí su salida. 

Acaba muy mal una larga aventura política, pero sobre todo personal, una amistad de muchos años entre quienes hicieron, desde el grupo de La Janda, una carrera que, entre otras cosas, llevó al propio Cabaña al dorado sillón de la Diputación, que ahora abandona. Ya ni se hablan.

Filósofos con el 15M

Un amplio grupo de filósofos, a lso que se han agregado alumnos, artistas, intelectuales, ha firmado un manifiesto que mañana darán a conocer, en apoyo a las movilizaciones del 15M. Aquí os lo dejo, para que seáis los primeros en leerlo:

 http://filosofiaconel15m.wordpress.com/