Manuel Chaves le preguntó ayer a Ramón Jáuregui en el hemiciclo si tenía interés en ser presidente de la Comisión Nacional del Bicentenario. Este le dijo que no.

No existe ninguna obligación de que el cargo lo ocupe el vicepresidente primero del Gobierno. Rubalcaba  lo reclamó por su relación con Cádiz.

 Ahora  se está gestionando si hay que hacer alguna modificación legal o es sólo un nombramiento a aprobar en un próximo Consejo de Ministros.

Lo cierto es que quien tiene más posibilidades es Chaves, que es vicepresidente y es de Cádiz. Jáuregui es ministro de la Presidencia.

A él me da que le gustaría.

En la provincia, me dice un alto cargo de la Junta, sería muy bien recibido.