Fue cosa nuestra, hace ya siete años. Una idea que la Redacción de La Voz lanzó, que Marketing de La Voz montó, que los vecinos y comerciantes del Pópulo y el ayuntamiento apoyaron y, por encima de todo, las ‘ilegales’ secundaron con entusiasmo. Y en fin, Cádiz la hizo suya.

 Hoy, podemos presumir de ella. ‘Amoscuchá’ se ha convertido en una cita imprescindible, en un disfrute, en una cumbre del ingenio y del arte gaditano, del Carnaval en el más puro sentido de la palabra.

Yo voy esta noche. Es la mejor perspectiva para comenzar el día.