Medio centenar de cargos públicos del PSOE de Cádiz se ha apresurado a emitir un comunicado de apoyo a Antonio Fernández, que demuestra la conmoción que la noticia ha provocado en la estructura. El pronunciamiento es criticado en las redes sociales y considerado un error por diversos analistas, pero sobre todo pone en evidencia que la tensión persiste dentro del partido, pues se abandona la línea oficial de la Junta de respeto por la decisión judicial, prudencia y distanciamiento y se da un paso adelante para alinearse con el procesado. Entre los firmantes hay notables ausencias.