La prueba del algodón de la veracidad de las ofertas de consensos, de pactos más o menos puntuales, en el Parlamento andaluz: los del PP y los del PSOE no comparten ni espacio de sociabilidad después o antes de los plenos. Cada cual ocupa un patio distinto en el Hospital de las Cinco Llagas.Por lo demás, lo que más interesaba hoy, más que concreciones o discursos, polémicas, son los nombres del nuevo Gobierno.