Los gaditanos, en general, no destacan por su cuidado en el vestir. Incluso se considera”pijo” y se desprecia cualquier atuendo mínimamente formal. Sin embargo… a la hora de ir a la feria de Jerez todo cambia. Pantalones de pinzas, náuticos, camisas elegantes, hasta jersey al cuello, como antaño… Solo falta la brillantina, el catavino y el alfiler de corbata con una perla… Dios, ¿Qué está pasando aquí?