Entre las visitas que Carlos Dívar, presidente del CGPJ, hizo para pretextar, supuestamente, sus lujosas  ”semanas caribeñas” estuvo una al recién nombrado presidente de la Audiencia de Cádiz, Manuel Estrella. Ya que estaba aquí, el hombre con su pareja y sus cuatro o cinco escoltas en dos o tres coches oficiales, presuntamente, se pasó del viernes a lunes en Marbella. A todo lujo, eso sí.