Twitter anuncia la muerte de Carlos Fuentes y esta vez es verdad y la onda de conmoción se extiende. Yo le leí por primera vez en una obra que no aparece entre las más citadas, pero que a mí me impresionó mucho, ‘La cabeza de la hidra’.

Era el mexicano uno de los nuestros, de los que da sentido a la Lengua y de los que ha hecho de los dos lados del Atlántico una verdadera comunidad, un territorio común, más allá de cumbres políticas, de banderas, de retóricas huecas.