Me apareció en Facebook una petición de amistad (sigue siendo ridículo, así mirado) de Antonio Fernández, el ex-consejero de Empleo, con su foto, su biografía… Luego desapareció. Pienso que sería un perfil falso, ya me pasó con Vargas Llosa.

En todo caso, me dicen que Fernández, que sigue en la cárcel y la Fiscalía no accede a su puesta en libertad, mientras se pasean por la calle políticos condenados en firme, como Jaume Matas, dicho sea de paso, aprovecha el tiempo para sacarse el carnet de conducir. Que está muy deprimido y se le ha puesto en un módulo donde se aloja a quienes se considera que tienen riesgo de suicidio.