Parece que el Cádiz C.F. se despeña. No es asunto menor, en esta ciudad que gira en torno a las dos C, Carnaval y Cádiz C.F., como tantas veces se ha dicho. De fiasco en fiasco. Por lo que me dicen, hay incluso riesgo de desaparición del equipo si el partido de vuelta se consuma el desastre y se mantiene en 2B. La afición, que ya había dado pasos atrás este año, no se merece tantos sofocones. Los demás, al menos necesitamos que haya alguien contento, que algo salga bien.

Malos tiempos, hasta para el balón.