Perdón por la ausencia, es que he estado ocupada… O era desesperada? Desconectada, en todo caso, y bastante incòmoda con la escritura en iPad. Gracias a todos los que habèis mantenido la actividad.

Conviene, quizàs, un poco de distancia. Los procesos dialècticos siguen siendo necesarios: tesis-antítesis-síntesis

O mejor: Creer-abjurar-y luego?

Me explico, aunque con torpeza: què hay despuès de esta ansiedad por comunicar-se? El ser social, hasta dònde tiene que relacionarse y con quiènes, què le aporta tanta cominicaciòn, por tantos canales, sobre todo cuando suele estar poco dispiesto a cambiar sus ideas?  Y sobre todo còmo hacerse entender con un teclado al que le falta la interrogaciòn de apertura? :-)