Lo sabía, y creo que lo dije aquí. Lo siguiente es recortar las prestaciones por desempleo, en cantidad y/o en duración. En la cantidad de parados no, claro, eso es lo difícil. Más presión contra los más débiles, nuevo incumplimiento de las promesas electorales y la sesació de que no es que estemos en la España de los años 30, como dijo Kugman, sino en el fondo de la historia.

Dicho esto, hay que evitar que la gente rechace empleos que se le ofrezcan. Lo llevo oyendo toda la vida, sin que nadie haya podido conseguir que no sea así. Si se gana más con el subsidio que con lo que ofrece una empresa, y más cuando se puede seguir trabajando en negro…