Art in Madrid

Aproveché para ver arte. Llovía y no pude hacer la ruta que pensaba, pero no me quejo. Por resumir: imprescindible la tabla recién restaurada del Prado, la Oración en el Huerto. Para llegar hasta ella hay q pasar por los Van Eyck, Memling y demás maravillas.

otra cita: la pintura de paisaje del Thyssen. Está muy bien montada, con una leve concesiòn al marketing, porque se llama “impresionista”, pero hay mucho más, desde naturalistas hasta expresionistas, como Nolde, o más contemporáneos, como André Derain. Da igual, es una belleza.

 

 

 

Wallander

Me bajé hoy del Ave en Atocha al borde de las lágrimas: mi Kurt Wallander desaparece en el limbo del Alzheimer. Creo que me queda algún libro por leer, pero no sabía que ‘El hombre tranquilo’, que es singularmente melancòlico, me deparara ese final. Es curioso còmo los buenos personajes se carnalizan en nuestra imaginación y nos traspasan sus penas y sus experiencias. Aquí estoy, por la noche, aún lamentando su pérdida.

 

El cuco y el búho

El sábado oí el cuco en el pinar. Llegaba yo como de las Termópilas. Nunca me ha parecido tan largo el periodo entre un cuco y otro, y eso que con la edad el tiempo corre más rápido. Avisé a todos los míos para que lo oyeran, para que este año no se me mueran, como dice la tradición, y no sé si me alivió más haber pasado el año este tan terrible y salir a la primavera que la propia promesa de longevidad.

Comprendí entonces a los ancestros que sabían del fin del invierno por su canto y que  se sentían renovados por haberlo superado, pero no pude dejar de pensar en que deberíamos recobrar esa fe en lo esencial y en cuánto cuesta, en esta sociedad crítica, creer en nada. También me quise agarrar a la esperanza en la naturaleza y en la vida, que sigue a pesar de tantos problemas que nos parecen ahogar. 

 Qué gusto sería dejarse llevar, fluir, con los ciclos del sol y qué buen ejercicio de humildad y de perspectiva, comprobar que ellos siguen su paso inmutable, por encima de los esfuerzos y los días, las penas y los dolores.

Por la noche oimos al búho. Como una presencia protectora, dispuesto a comerse a roedores y alimañas.

Hay que volver al campo.

Qué noche la de aquel día, 1 año después

 Parecerá un siglo, pero  esta noche de lunes  hará un año de aquella en la que, contra todos los pronósticos demoscópicos, el PSOE logró mantener el poder en Andalucía, a pesar de perder las elecciones por primera vez en la historia y gracias a un pacto con IU. El ataúd que algunos de sus propios compañeros le tenían preparado a Griñán, en una habitación del mismo hotel elegido para valorar el escrutinio, se quedó vacío y los difuntos fueron otros.

Al otro lado, el de los ganadores que se quedaron con la pancarta enrollada, el análisis de porqué pasó lo que pasó va dejando de ser un gran tema, sepultado por la sucesión de la sucesión, o sea a quién le tocará la cabeza de cartel tras la transición de Zoido.

De la parte de aquí, la de los ciudadanos, la diferencia más radical de estos doce meses se mide en grados de angustia en lo económico y en lo personal y en kilómetros de distancia en lo que se refiere a la política institucionalizada. La intensa semana de actuaciones judiciales sobre los ERE no hace más que ahondar en esta brecha entre la gente de la calle y sus pequeñas vidas privadas y las superestructuras de poder o sus cloacas, que exhiben ahora toda su impudicia. El camino de la radicalización popular parece algo más que una amenaza.
El PSOE-A post 25-M, el del 26-M, (fecha a la que los críticos de Griñán aludían, como una especie de “acto fallido”), tiene un problema de credibilidad manifiesto que le hace no solo no remontar, sino caer en las encuestas y no aprovechar el deterioro del PP. No puede, pues, hacer una fiesta de cumpleaños sin olvidar que es poco lo que le toca celebrar, más allá de haber conservado el poder.
 

Estado de corrupción

Cada vez que abro una web aparece un nuevo urgente relacionado con la corrupción: los ERE, Bárcenas, ahora Fabra. ¿Quién da más? Resulta repugnante.

(Y lo peor es el trabajo que da. Uff que hoy no llego a mi casa)

La nueva operación ‘Heracles’ sobre la trama de comisiones de los ERE es espectacular, por el volumen de detenciones, por los horarios de las declaraciones, la dramatización y la tensión a la que somete Alaya a los acusados y a los periodistas, que han hecho noche hoy en los juzgados sevillanos, pero también resulta estremecedor: Por lo que parece había una organización bien trabada para proponer eres a empresas y llevarse suculentas cantidades. Los trabajadores, las empresas, los sindicatos, la consejería y las aseguradoras y los despachos de abogados, todos estaban en el ajo, por lo que parece, para llevárselo calentito.

 Y lo peor, para nada: no se ha creado empleo con esas medidas de reducción de plantillas para mejorar la competitividad, si tal fue la causa del ERE, y a las cifras de la EPA y el INEM me remito. Sólo se han lucrado unos pocos y hemos perdido todos. Mucho dinero público, ese que tanta falta hace ahora para atender esta situación de emergencia social, se ha ido a bolsillos de los más “listos”, los más sinvergüenzas, los más “amigos”, los “compadres”, los protegidos. Presuntamente, claro.

Dar las gracias

Me he encontrado este poema en un blog. Es del gran  Juan Vicente Piqueras. Os lo regalo:

GRACIAS

¡Oh, dioses, hondos dioses, altos dioses,

seáis o no seáis, qué poco importa!

 Me distéis un instante

en esta vida, un día

breve, encendido, ciego, luminoso,

para abrazar el aire, arder de amor,

gozar, sufrir, cantar, saber, decir,

aprender a deciros

sencillamente gracias.

 Y este es el link del post, que también vale la pena: http://blogs.elpais.com/letra-pequena/2013/03/un-poeta-da-las-gracias.html

Sí, creo que estamos obligados a agradecer y la idea en este día de hoy en que escribo resulta de una humildad consoladora.

201 años

La Pepa cumple hoy 201 años. El Año de la Esperanza Colectiva está ya inapelablemente cerrado. Nos queda dos monstruitos a cada lado del muelle, muchas veces averiados, los monolitos bautizados como Queca y Queco; algunos momentos en los archivos sonoros de las teles y radios y las hemerotecas, algún negocio de caterings, hoteles y palacio de congresos, algunos libros, muchas infraestructuras ralentizadas o frustradas y quizá, una cierta oportunidad si se intensifican los lazos que se hayan tejido con América Latina. Quizá contactos para irse a trabajar al otro lado del charco.

Ya sabemos, pues, lo que pasará después de 2012, eso que nos planteábamos tanto en los años pasados. Nada.

 

Cita el viernes

Ejemplaridad

Andalucía llegará al Consejo de Política Fiscal y Financiera del jueves con todas sus reivindicaciones intactas: desde la relajación del objetivo de déficit del 0,7% para 2013, que todos los expertos consideran incumplible, hasta sus demandas respecto a la aplicación del modelo de financiación y liquidación de la Disposición Adicional Tercera, por las que calcula que ingresaría 2.300 millones más, y en torno al reparto de la recaudación de la subida del IVA, el nuevo impuesto sobre los premios de las loterías, los ingresos por la amnistía fiscal o el bloqueo al impuesto sobre depósitos bancarios.

Aunque el Gobierno central no puede predicar con el ejemplo, ni en su desvío del cumplimiento del objetivo de déficit ni en endeudamiento, donde Andalucía ha quedado tres puntos por debajo de la media nacional, se prevé conflicto en la cita del jueves, porque a Montoro también le aprieta Bruselas. La tesitura del singular ministro de Hacienda también es compleja: ha de tener la vara en alto, tanto para que las comunidades se disciplinen como para que los mercados reciban ‘inputs’ de rigor, pero ‘off the record’ sabe que no hay más camino que el entendimiento y la colaboración.

De este modo, le resultará difícil exigir más recortes a Andalucía si, por ejemplo, la Administración General del Estado sólo ha eliminado 3 de las 55 entidades que se había comprometido a suprimir. Tampoco en el sector público andaluz hay mucho de que cortar ya, pues en el presupuesto de 2013 el 83% es gasto social (sanidad, educación, dependencia, servicios sociales, medio ambiente y transporte) y el 17 restante queda para actividades clave para la reactivación económica, como es turismo, externalización o fomento de la inversión.

El mejor mensaje que debe emitir la cita del jueves es el del entendimiento. Que no será poco.

Retiro amargo

Hace unos años la gente empezóa hablar a mi alrededor de prejubilación. La cosa iba a más, tanto que comencé a extrañarme. ¿No sería que yo también debería hacerlo? Pues ahora ya los hechos se han impuesto, y los años, y no pienso en otra cosa, sobre todo tras la reforma que el Gobierno aprobó el viernes. Todos los insultos son pocos para expresar mi estado de ánimo. Ya m’an dao, que se dice… Parece que penalizan la vejez, que esperan que nos muramos y que causemos baja en el sistema.Seesfuma el sueño de una dulce vejez, con los recursos justos tras una larga vida laboral.

Todavía la gente de mi generación tendremos dificultades para cumplir, pero ¿Y los que vienen detrás?los jóvenes que no encuentran empleo, ¿Cómo llegarán a cotizar los años suficientes? ¿Y las familias que tiran con la pensión del abuelo?

Algo tiene que pasar, y pronto, para que esto cambie.