Trece kilómetros de retenciones, daños cuantiosos, acusaciones mutuas. Con un 41 % de tasa de paro, precisamente hoy conocida… pocas cosas pasan.

Parece que vivimos un deja-vu eterno, no salimos del bucle.

 

Sin empleo, sin futuro