puestadesolEl domingo tarde, ya con el síndrome de Ulises encima, subí a Twitter la puesta de sol gaditana, con el reto “A ver si lo mejoráis”. Fue una carrera que aún hoy dura. Sobre todo reaccionaron los gaditanos del exilio, claro. Los que estáis ahí os termináis por acostumbrar. Ah, ingratos.

(Aunque creo que me pasé con el filtro)