Categoría: Industria

Ayudas a Navantia

No salgo de mi asombro con la solución política que el PP ha buscado para las ayudas a Navantia en la Bahía: restarlas del Plan Reindus. Reconocen que éstas no van a servir, que no van a venir más empresas, que no hay esperanzas por ahí. Y, por supuesto, que Defensa no contempla los BAM ni por asomo. Me gustaría saber qué dicen los empresarios de la Confederación al respecto y tantos otros -pequeños o no- emprendedores que cuentan con ellas para subsistir.
Todo ello sin olvidar que Chacón y el Gobierno del PSOE juraron sobre la Biblia y varias veces que lo de los BAM para Cádiz estaba hecho, pero se fueron sin firmarlos.

¿Cuántos cortes valen un BAM?

La Bahía permanece colapsada a esta hora por la marcha de los trabajadores de las factorías de astilleros, o sea Navantia. La escalada de tensión está en marcha. La actividad productiva de las ciudades, tan bajo mínimos a diario, se ve hoy afectada de manera añadida. Habrá menos compras, menos acceso a trámites, a consultas, a centros de trabajo…

Esas pérdidas ¿quién las paga?

La experiencia dice que antes o después habrá concesiones. ¿Cuántos días como este y peores habrá que soportar hasta que se desbloqueen los BAM, o al menos uno de ellos, para ir tirando? ¿Por qué no abreviamos?

Morenés, escucha.

Teófila garantiza los BAM

Rápida y experta, Teófila Martínez habló ayer por su partido y su Gobierno para dar alguna serenidad a los trabajadores de Navantia, movilizados para hacer ver que están sin tajo y sin expectativas, porque no se terminan de encargar los BAM prometidos. La alcaldesa y diputada ha garantizado que se van a hacer, pero que hay que esperar a que se sepa por qué el Gobierno de Zapatero lo llevó a tres Consejos de Ministros y no los aprobó.

No se entiende que el ministro Morenés viniera a Cádiz, sabiendo la expectación que existía aquí por la cuestión, con los comités encerrados, y no quisiera hacer declaraciones. Parece que desde su partido le dijeron que si venía tenía que decir algo y que si no, que mandara a su secretario de Estado, de modo que su presencia hacía esperar alguna  noticia. Pero no. Esa táctica de cerrojazo informativo del PP es implacable.

Todo hace pensar que los costes eran superiores a los previstos y Navantia no podía aceptar ese precio, pero tampoco Industria podía encargarlos por más dinero, ni Hacienda está por aumentar la deuda del Gobierno. La solución que parece más factible es que se encarguen tres barcos, en vez de los cinco previstos.

Entre tanto, los diques vuelves a estar absolutamente vacíos.

Las Aletas

Antonio Sanz no da carpetazo a Las Aletas, pero dice que si no sale habrá que ir buscando otros suelos industriales. La postura es irreprochable, porque lo que no es de recibo es que haya empresas interesadas en implantarse aquí y no encuentren dónde. Sin embargo parece que solares vacíos hay, véase el magnífico y alumbrado polígono de las Salinas portuense.
El consenso por Las Aletas ha sido ejemplar, pero insuficiente. A la vista está. Aunque goce de todos los argumentos a su favor le falta uno, el de la legalidad. Se ha hecho muchos esfuerzos, se ha gastado mucha ilusión y empleado mucho dinero, hasta ahora para avanzar muy lentamente hacia una pequeña parte de la idea original. ¿Podrá la reforma de la Ley de Costas anunciada por Arias Cañete ayudar a remover los obstáculos jurídicos?
Aparte, lo que hay que acabar es con la cesión de suelos gratis por los ayuntamientos a las empresas que se instalen. Es competencia desleal y resta al dinero de todos. Pero no parece precisamente un problema que tengamos ahora, por desgracia.

Por cierto que el parque tenía un montón de dinero consignado en los Presupuestos, una oficina, un personal.

El último que apague la luz

No por cantado es menos duro el cierre de Visteon. No por frecuente menos, sino más espantoso, como el futuro industrial de la Bahía de Cádiz. Sólo Dragados y Airbus -y sus contratas- van a sobrevivir, por ahora, ya que el naval, ni siquiera en sus reducidas dimensiones actuales, tiene actividad a la vista.

Conozco a algún trabajador de Visteon, a sus familias, me hago cargo de su horror, muy bien ejemplarizado en ese gran camposanto que han montado junto a la factoría, sembrado de cruces blancas, y el fantasmal cercado de camisetas.

¿Puede haber forma de recuperar la actividad? No son los mejores momentos, pero un ‘know-how’ como este, una tradición de fabricantes de automoción que se remonta al siglo pasado, desde la antigua Ford, no debería perderse y menos aún por causas no claramente explicadas, o al menos justificadas sólo en una estrategia empresarial pero no a problemas en la planta portuense.

Y entre tanto, más gente al paro, a esa cola que, como ha anticipado hoy el ministro Montoro, mañana sabremos que llega a contar con 5,4 millones de personas. Si los pronósticos del FMI se cumplen, que quizá sea demasiado alarmista para presionar a Rajoy y quizás no, aún habrá medio millón más en este año.
Otros 400 ‘lunes al sol’ en la tierra de la paguita.

Es posible

La salida de Bionaturis al Mercado Bursátil Alternativo, la bolsa de las pymes, mañana jueves, y la prevista para marzo de Carbures es una de las pocas buenas noticias empresariales que hemos tenido en la provincia en mucho tiempo. Las empresas, pertenecientes al grupo Indehold, son un proyecto ejemplar, de libro, de lo que son los objetivos de Innovación, de I+d+i, de transferencia de conocimiento y tecnología, de proyectos Universidad-Empresa… Un modelo de  éxito que tiene ya un largo recorrido, es decir que no es un simple “emprendimiento”, sino un holding consolidado. Ya lo contó hace unos años en La Voz Manuel Galán, catedrático de Química, cuando aún era Easy Industrial Solutions y se daban ya pasos sólidos en fibra de carbono: “Creímos que era posible”.  Y  recordaba que había sido la primera, y quizá la única, empresa que fue a devolver la subvención concedida…. y nadie sabía cómo se hacía.

Ahora con Rafael Contreras al frente, y junto con el grupo de empresas de base tecnológica, la provincia cuenta con un núcleo industrial potente, que seguro que dará pronto buenas noticias y que, sobre todo, demuestran que es posible. Y el optimismo es, más ahora, un artículo de primera necesidad.

Barcos para Chávez

Javier Rodríguez avanza la posibilidad de que hoy se confirme un nuevo encargo para Navantia, un nuevo patrullero para Venezuela que se pensaba construir allí, pero que no va a ser posible.

En vísperas del 20N en el sector se rumoreaba que si ganaba el PP los pedidos que Hugo Chávez pensaba hacer a la industria naval se frustrarían. Vamos a ver en qué queda el bulo… ahora que tampoco está Barroso para ser su vicario en la Bahía. En vistas de los resultados de las urnas no parece que tuviera mucho predicamento.