Categoría: Política

La Legislatura de la ‘confrontación’

Puede que sea una cuestión semántica y hablar de confrontación no sea lo mismo que hacerlo de enfrentamiento, pero el asunto es que la Legislatura que empieza va a ser bronca, sobre todo entre Sevilla y Madrid. Andalucía se ha quedado como el gran reducto de la oposición al Gobierno del Estado, en el bastión desde el que el PSOE resiste y se tiene que plantear incluso su futuro, su rissorgimento. En Madrid se las tienen tiesas con Sevilla, pero en Sevilla no están por doblegarse. Así, cada reunión sectorial es un ‘match’ y no sólo el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que preside el ministro y diputado hispalense Montoro.

Hoy, PP y PSOE se veían las caras, confrontaban sus modelos, intentaban del KO del rival, en dos rings más, la conferencia de consejeros de Educación, área donde la bronca ya se extiende a todos los niveles, y en la comisión sobre reforma laboral que preside Fátima Báñez, la ministra también andaluza. Allí iba el consejero Antonio Avila dispuesto a intentar defender las políticas activas de empleo.

Mas vale, pues, que nos vayamos haciendo el cuerpo. Para mí que va a ser más duro que las dos legislaturas de Aznar, en las que Chaves enmendó la plana al Gobierno popular con múltiples medidas (pensiones, recetas, tabaco), porque ahora la pelea es pura y dura por el dinero, que no hay.  A Griñán se le ve hiperactivo, con presencia mediática en todos los  foros y todos los días, explicando y compareciendo, marcando agenda e incluso dando arriesgados pasos para tomar partido por sus candidatos en los procesos congresuales del PSOE andaluz en diversas provincias.

Expertos periodistas parlamentarios me decían esta mañana que advierten, en cambio, falta de tono en el PP, que ha de hacer su particular transición con la marcha de Arenas a Madrid, un cambio de está en el aire y que pesa en el ambiente. Los ganadores de las elecciones tienen también un difícil papel, obligados a defender los recortes del Gobierno central y a criticar los del ejecutivo autonómico. Carlos Rojas, el nuevo portavoz, causa muy buena impresión entre los plumillas. Hoy vi a Ana Mestre, que me da a mi que tendrá mucho protagonismo en este tiempo nuevo, porque su vis política es muy potente y es de plena confianza del partido.

Pero más allá del juego de equilibrios y argumentarios, a uno y otro lado, lo que hay es una enorme preocupación por la situación económica y la evolución, o involución, que va tomando una crisis  que cada día que pasa resulta más dura y desesperanzadora.

Todos griñanistas

La ejecutiva provincial del PSOE, reunida ayer, además de emitir una nota de prensa más  ’agitprop’ de lo normal, no esconde que tienen todos el síndrome de San Pablo. Se han caído del caballo y se han vuelto griñanistas. La primera cita de uno de los más díscolos ’aparatos’ provinciales socialistas se saldó con una especie de ‘happy end’. Todos de Griñán, muy poquita autocrítica y llamamientos a unirse bajo el estandarte de la pacificación. Encantados de conocerse. Pero ¿no habían perdido?

Alguien me hablaba hoy de que a Griñán le toca ahora deshacerse de “los tóxicos”. Entiendo que cada cual cree que es el de enfrente.

Mañana, a hacer cuentas e intentar destrozar los PGE. Un reciclaje de urgencia, ahora sin Salvador de la Encina, para destripar las cuentas públicas en vez de  vender a toda costa los “logros” del gobierno, que era lo que tocaba hasta ahora.

Cabaña dará una rueda de Prensa el miércoles en Cádiz y Mamen Sánchez, en Jerez. Teófila, a su vez, en Cádiz, pero mañana mismo.

Claro que es un papelón para todos, que cada uno de ellos  ”impulsaron” el puente, las Aletas, el AVE y demás.

En Sevilla, la  primera reunión del pacto entre PSOE e IU termina sin acuerdo, es demasiado pronto, y con una retórica ‘ad hoc’: no queremos repartir consejerías, queremos hablar de programa etc etc.

Negociaciones con IU

Socialistas e IU trabajan en negociar a varias bandas, con diversos niveles y posibilidades. El ideal para el PSOE es un pacto de una vez, no un apoyo puntual en la investidura y luego ya veremos. Pero IU se hará de rogar, entiendo, para sacar el máximo partido. Se quiere un pacto de programa muy concreto, pero al final sabemos que se trata de poder: la presidencia del Parlamento, para empezar; dos consejerías grandes o tres menores, una comisión de investigación sobre los ERE, que le vendría bien ahora mismo también a los nuevos  mandos socialistas…

De momento, al menos el sector feminista del PSOE podrían pedirle explicaciones a Valderas por sus groseros comentarios acerca de “la de las tetas gordas”. El machismo en IU está tan arraigado que parece que no han superado la etapa en la que llamaban a Dolores Ibarruri “el secretario general” porque les parecía más prestigio y respeto. De hecho, siguen sin mujeres con mando en plaza en su cúpula.

Mientras, en el PP se recuerda cómo quedó el PA después de sus pactos con el PSOE.

Campaña sin medios

“Ahora vamos a llevarnos todos muy bien”, decía un responsable socialista, tras los resultados. Muy bien bajo la batuta de Griñán, claro, a quien Ferraz tanto ha ninguneado después de su craso error de apoyar a Chacón. La “victoria”, digamos, aplasta la oposición en la sede central socialista, que apenas le dio dinero para la campaña, ni señal de satélite, ni agua.

La estrategia fue, pues, de pequeños actos y muy frecuentes, con muy poca trascendencia en los medios convencionales y con mucha actividad en redes sociales. Les ha salido bien, aunque la impresión que dan hoy es de que ni ellos mismos se lo creen y sólo Griñán mantenía el ánimo en medio del desastre que se auguraba.

El peligro de las ‘israelitas’

No sé si será exactamente así, pero me cuentan que a las tres de la tarde el PSOE tenía unas ‘israelitas’ (encuestas a pie de urna) que le aseguraban que el PP no tendría la mayoría absoluta.

Sin embargo, las del PP les daban 57 diputados, o sea una victoria de calle. Así incluso lo anunció Antonio Sanz a diversos directores de medios nacionales, y de ahí su euforia apenas contenida cuando salió a dar una rueda de Prensa, sobre las nueve de la noche.

En el PP hoy se asegura que Arenas se quedará, para “gestionar la victoria”. A partir de ahí, depende del cristal con que se mire: ganar, ha ganado y lo ha hecho por primera vez en la historia.

Fuentes del PP atribuyen el retroceso respecto a las encuestas a la actuación de los sindicatos, que habrían “metido el miedo en el cuerpo” a los electores.

En muchas consejerías de la Junta, me dicen, la gente estaba recogiendo.

Esto, desde luego, es así también a nivel delegaciones provinciales, donde anoche se oía un unánime respiro. Aunque no pueden tenerlas todas consigo hasta ver cómo queda el pacto entre IU y PSOE.

Se avecinan tiempos difíciles. De una parte, la negociación del pacto, que IU se quiere tomar con tranquilidad pero que la comunidad no puede dilatar. Un largo vacío de poder sería muy perjudicial en estos momentos.

Por otra, la confrontación está servida, por arriba y por abajo. Con Madrid y con los ayuntamientos y diputaciones del PP, que no se olvide que tiene un poder mayoritario en ambas instituciones en Andalucía.

Mientras, Europa observa y vigila y la crisis no da tregua.

Caravana electoral

Visto en las carreteras de Málaga (desde un coche con un parabrisas algo sucio) El autobús electoral de Griñán intenta adelantar a un ‘smart’ de propaganda del PP. Este se  resiste – como un campeón  ;-)   -, y vuelve a pasar al bus socialista

Es que todo es electoral, ya lo digo.

Me lo manda M., que es muy buena periodista y le saca punta a todo…

Atención. Pregunta

¿Qué es más aburrido, la campaña electoral o el Bicentenario?

Difícil ¿eh?

Partido vs institución

Vengo de un almuerzo con el consejero de Turismo, Luciano Alonso, al que ha asistido también su compañero de Gobernación. Nadie del PP, salvo el concejal Bruno García, creo haber visto. Resulta curioso lo que nos hemos acostumbrado a las cuotas de actos “tuyos” y “suyos”, y a poner lo partidario por delante de lo institucional. Menacho me ha hecho notar que nadie -ni periódicos ni la oposición socialista- ha protestado por el uso de una instalación pública, como es la Casa de Iberoamérica, para un acto electoral del PP andaluz, con Arenas, Sanz y los alcaldes populares en la provincia.  Teóricamente se presentaba un foro doceañista popular. Pero es cierto que ya todo es pre campaña, por una y por otra parte. Que es como decir que todo es política de partido y que ésta arrastra el sentido institucional. Lo normal. ¿Cambiará? ¿Ahora?

 

Incompatibilidades

Manuel Jiménez Barrios llama para despedirse como delegado del Gobierno andaluz, cargo que deja al ser candidato al Parlamento autonómico. Una cortesía muy poco frecuente, que se agradece.

El PSOE lleva adelante sus incompatibilidades, las mismas que quiere aplicar a otras fuerzas políticas por ley de la Junta. Sin embargo, a nivel interno ya lo tiene establecido y no hace falta más. En el sector renovador se saca a colación el artículo 73 de sus estatutos: “Los afiliados/as del PSOE no podrán desempeñar simultáneamente más de un cargo institucional de elección directa. No se tendrá en cuenta a este respecto aquellos otros cargos inherentes o derivados del principal”. Lo interpretan como decisivo para que Cabaña deje su cargo de concejal y de diputado provincial. Pero a estas alturas no parece fácil que vaya a ser así, al menos mientras mantenga el control del grupo provincial, al que la Diputación mantiene una asignación de unos 30.000 euros.

Fumata blanca. O no…

Griñán y Cabaña se han reunido esta mañana en Sevilla. A esta hora al menos cuatro fuentes distintas dicen que han pactado la lista de Cádiz. Pizarro en cabeza, Menacho de número 3 y un reparto 2-3.  Si sacan cinco, que es el mejor de los resultados que prevé el PSOE gaditano, los ‘críticos’ tendrían tres parlamentarios (Menacho, Isabel Armario y Manuel Jiménez Barrios)  por dos del aparato (el propio Pizarro y María Colón). Sin embargo Cabaña niega aunque admite la reunión, a las 9 de la mañana en Sevilla, dice que el reparto citado es  ”su propuesta sin acuerdo por mi parte” y niega haber firmado nada.

En círculos ‘críticos’ entienden que a Cabaña le han echado para atrás el acuerdo en Cádiz.

Se interpreta que el presidente de la Junta y secretario regional ha optado por ceder la pieza de Cádiz en el conjunto de la negociación andaluza,  a cambio de la ausencia de otros críticos  como Martín Soler en Almería, y de la entrada de alguno de los suyos, como Mar Moreno. (Nota: esos críticos son críticos de los críticos, o sea, los que se oponen a Griñán y los suyos, mientras que los otros ‘críticos’ a los que me refería antes son los que son amigos de Griñán, pero opuestos al aparato del partido en Cádiz)

Pero aún hay más: Este supuesto acuerdo no es del agrado tampoco del bloque opuesto a Cabaña, que se muestra dividido al respecto. Muchos prefieren mantenerse en sus posturas y no pactar nada, con la vista puesta en más largo plazo, porque creen que cada vez tienen más seguidores. Así, esgrimen que en el último proceso han conseguido el apoyo de 44 asambleas frente a 39 de la lista de Pizarro y que también tienen más votos en cómputo total, contados uno a uno.

(Críticos de los críticos de los críticos…)