El Carnaval chiquito ya cotiza

Los operadores turísticos están al loro y eso les honra. Acabo de encontrar en Twitter a Palafox Hoteles que anima a que se venga al Carnaval chiquito.  “Hola ¿Cansados de los Carnavales? Este fin de semana os recomendamos el Carnaval chiquito…” y el link lleva a la web del Hotel Playa Victoria. Muy bien, y buena señal de que la fama de la fiesta de los jartibles supera ya los límites de Puertatierra.

Las niñas, ‘mulatas da cabalgata’

“As mulatas da cabalgata”, la ilegal de “Las niñas”, estará ya esta noche al completo y dispuesta a quemar la calle lo que queda de Carnaval. Ana López Segovia y sus colegas terminaron ayer una función que les faltaba en Sevilla de “La maleta de los nervios” y se preparan para emular a aquellas brasileñas que el Ayuntamiento trajo para animar,  o lo que fuera, la cabalgata llamada “magna”. A ver por dónde se ponen este año.

Además, las Chirigóticas estarán en los teatros del Canal, de Madrid, del 13 al 25 de abril.

Una tele local sin fronteras

La retransmisión en directo que ayer hicimos desde La Voz fue un éxito completo, tanto técnico como de audiencia y, sobre todo, informativo. De pronto nos hemos encontrado con que tenemos un posible canal de televisión  local sin más fronteras que el alcance de Internet.

De diez y media a doce retransmitimos en directo (livestreaming) en este portal de lavozdigital.es el encuentro de ilegales de El Pópulo, Amoscuchá. Era la primera vez que lo hacíamos y tuvimos muchas dudas, propias de la falta de experiencia. Pero ¿quién dijo miedo? Alejandro Grosso, como gerente de la web, Elena de Miguel como jefa de Información, organizaron el tinglado con nuestro webmaster, Carlos Mayo, y con los técnicos de TM Solutions. Manolo Camacho en la calle hizo un trabajo espléndido, de experto conocedor del Carnaval. Maika Marín en el estudio de Punto Radio, convertido en plató, se lució como presentadora y conduciendo las conexiones. Los vídeos que se habían preparado resultaron de muy buena factura y la escaleta, el guión, con el recurso también a grabaciones de agrupaciones, fluyó con agilidad. Hubo también unos buenos bloques publicitarios, bien armados, qué gusto.

No se cortó, a pesar de que el Pópulo tiene muy mala cobertura. Sonó muy bien, en general. Los internautas nos pedían que siguiéramos más tiempo y las felicitaciones que estamos recibiendo son muchas y cálidas.

La verdad es que se abren nuevos horizontes al  periodismo gaditano.Teníamos que intentarlo y lo hicimos. Estoy muy orgullosa de este equipo. Todo el mundo ha hecho un esfuerzo más, los periodistas, los técnicos, los del papel-internet, los de la radio.

Es un honor compartir con vosotros este empleo, chicos. 

Haremos más cosas. Ya veréis.

De momentos hoy otra vez, de diez y media a doce, Amoscuchá en directo, las chirigotas callejeras  en lavozdigital.

Lunes de Cádiz

Ver botar la batea de un coro, mientras cientos de personas alrededor, el tractorista, los vecinos desde los balcones cantábamos juntos. Rodear al primer premio de comparsas, entre gente que les paraba para pedirles fotos, y oirles cantar por derecho, en la misma puerta del Centro de la Mujer, su reivindicativo repertorio, lleno de guiños de humor, aprender su estribillo. Sortear un romancero, San Servando y San Germán, en la puerta del monasterio de la Piedad, que tal parecían enmarcados en una hornacina. Vaqueros ahorcados, monstruos de las galaxias, de pronto El Selu en la calle Londres… sol, calor, pero no demasiado, gente a montones, siempre sin ahogar… GPS ciudadano: Dónde está el Gómez, yo lo he visto por el Cañón; y El Triángulo, en San Juan de Dios; dónde estarán las niñas…
Qué colección de imágenes, de sensaciones, de buenos momentos. El mejor Lunes de Carnaval en mucho tiempo. Ha sido un placer y un lujo. Esta semana volveremos al Amoscuchá. Hay que aprovechar mientras dura este festín de talento, de risas, que están tan caras el resto del año.

Juicio al jurado

La Final del concurso del Falla nos deja con tal sensación de plenitud que se diría que el Carnaval se ha terminado. Ahora empieza, en realidad, pero estamos hoy como en un agujero negro, procesando la cosecha del año, digiriendo sensaciones: el nivel musical de los tres coros de la final ha sido excelente. Siempre me emocionan las falsetas de los tangos, pero este año más, será que estoy griposa. Mi voto por El Triángulo y sus valientes chicas, pero también chicos que comparten escenario con ellas a pesar de los prejuicios. Ha habido este año sobre las tablas más gays (Juana la Loca) que mujeres. El machismo sigue instalado en el Carnaval. Hemos avanzado muy poco, si no retrocedido.
En comparsa yo diría que se agranda la brecha entre clásicos y renovadores, y entre sus seguidores, claro, que discrepan con vehemencia. Yo, que luché por meter a La Botica en la final el año que fui jurado, oigo con satisfacción a Tovar y Bienvenido y creo que el primero se desliza peligrosamente hacia el envaramiento, el rococó que quisieron combatir cuando salieron con los coloretes en la cara aquel venturoso año de 1996, creo.
Por las tierras de la chirigota, la verdad es que oyes a Canijo y piensas que es primer premio claro, y oyes a Remolino y crees lo mismo. Qué dificil lo ha tenido el jurado. Pero no me explico qué hacía ahí la de Sevilla. Será la cuota de responsabilidad social del concurso para con la barra del ambigú y con los telespectadores, para que puedan ir al baño o a hacer de cenar. O para hacer un guiño a otros “mercados”.
De cuartetos mejor ni hablamos. Salvo Morera, los otros dos debían habernos ahorrado el mal rato.

Nos quedan las callejeras. Amoscuchá!!
(… y luchar con los hijos para que no salgan esta noche de sábado del demonio)

Anónimos carnavalescos

Está la cosa que arde con la función del Falla, auténtica “noche de cuchillos largos” por usar el tópico. Llegan anónimos que advierten de enormes sorpresas en la lista de los que pasan a la final.

Se admiten apuestas. Seguro que habrá grandes cajonazos. Y el que me anuncian me encanta… ;-)

Espero que se confirme

Deberíamos hacer una lista de nuestros favoritos para el cajón, incluso con puntuación y todo, a ver quién suma más rencores. Visto el tono tan pendenciero y agraviado que han tenido este año la mayoría de los grupos seguro que sería un best-seller.

Carnaval-verdad

Con tanto rollo se me olvidaba lo más importante: mi más enérgica protesta por el cajonazo a la chirigota del Noly. El jurado debía haber valorado, por encima de lo accidental, el sabor inigualable a chirigota pura, su manera de ponerse de pie en el escenario, su pasito corto en el tipo, su forma de cantar, de moverse, de sonar… a todos ellos y a Manolín Gálvez hay que clonarlos, porque esas esencias no se pueden perder, y nadie lo hace como ellos. Esa ultima cuarteta del popurrí, en la que ofrecen todo lo que tiene su humilde barrio, quizá sonara marciana a los oyentes modernos, que han olvidado la esencia de la Viña y de la fiesta, que se creen nuevos ricos, pero ha sido de lo más Carnaval-verdad que he oído este año.
Y la mala suerte de que les tocara cantar antes del descanso, con todos los “de Cuenca” que pueblan el patio de butacas levantándose sin esperar a que terminara la agrupación, sin el más mínimo respeto.
Desde mi humilde rincón, ánimo a todos “los que les toca bailar con la más fea”. Suyos son el poder y la gloria, aunque no pasen a semifinales.

Micropagos

Empezamos hoy una experiencia de micro pagos por contenidos en Internet. Pioneros totales, los del Oeste salvaje se quedan en aprendices a nuestro lado. Se trata de mandar un SMS, recibir un código e introducirlo en las caricaturas de los autores de Carnaval de Pachi e Idígoras para descargarse, a continuación, la seleccionada.

A ver cómo sale el experimento, que es de alto riesgo dado que a la cultura del gratis total de Internet se une el ADN gadita profundo.

Cantando por derecho

Acabo de ver en la portada de La Voz al grupo de Bienvenido cantando las cuarenta al Ayuntamiento. Dicen que la presentación del Carnaval en Madrid es un acto del PP y que por eso se han negado a ir. Ponen al teatro en pie cuando proclaman que ellos representan a su pueblo y no a la Corporación “popular”.
No estamos muy sobrados de letras duras en los últimos tiempos. Algunos incluso lo consideran de valientes, lo que da idea del nivel de miedo o de control. El Carnaval sin crítica no tiene sentido.

Las Ninfas

Otro año y la misma antigualla, que repele el estómago. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo el “test” de cultura gaditana, de baile por tanguillos, de satireo?

Y aún peor, las Ninfitas, las infantiles… ¿No hay una ley de protección del menor?