Con Fernández, en la feria

Vengo agotada de la Feria de Jerez, pero ha sido un día animado, intenso. Ha pasado por la caseta de La Voz el exconsejero Antonio Fernández. En su gesto no se ocultaba el palo judicial recibido ayer mismo, cuando la jueza Alaya ordenó investigar su patrimonio y el de su familia, aunque intenta seguir su vida y aprender a vivir con ello. Comentó que piensa recurrir y dijo que a él que le registren que no encontrarán nada, un poco con bromas. La diputada Mamen Sánchez me dijo que la madre de Fernández sigue viviendo en el mismo piso de toda su vida, en un barrio obrero de Jerez.
Se notaba que los suyos (o una parte, al menos) le arropa, se muestran seguros de su inocencia y lamentan el daño causado a su fama, porque hasta ahora no ha sido imputado.
Se oyen también veladas criticas hacia la Junta, por hacer “causa general” del asunto ERE y hacia el PSOE por obligar a dimitir a los imputados, ya que esta figura jurídica no implica acusación.

El patrimonio de Antonio Fernández, investigado

En medio de la tarde salta la noticia de que la jueza Alaya  ha pedido “que se investigue en el patrimonio personal y de sus familiares más cercanos de ex altos cargos de la Junta, como el ex consejero Antonio Fernández”,  dice la agencia Efe, además de decidir abrir pesquisas sobre los llamados “ERE muertos” y suspender el conflicto con la Junta por la entrega de las actas de los consejos de gobierno desde 2001. Un temazo.

 Según publicó La Razón en base al Registro de la Junta, Fernández pasó de declarar en diciembre de 2007 un patrimonio de -98.585 euros  a tener  cuatro meses después, el 20 de abril, un ático y 344.405 euros.

El actual presidente del consejo regulador del jerez, de momento, guarda silencio. 

Trabajadores prejubilados de los ERE en cuestión, entre ellos muchos gaditanos, se preparan para viajar mañana a Sevilla a manifestarse porque no cobran desde hace dos meses.

Los ERE, a debate

Ya que no hay debate parlamentario, ni comisión de investigación, traigamos nuestro particular análisis de los ERE al post, en vez de a la columna de preguntas, que resulta más difícil de seguir y comentar. El asunto es que si se quería evitar que fuera arma arrojadiza en el debate político, no se puede estar más lejos de conseguirlo y hoy hasta ha funcionado “la pinza”, en palabras de Mario Jiménez, es decir la coincidencia a uno y otro lado del espectro político del PSOE, para reclamar la sesión parlamentaria.

La marea crece y ya va camino de ser como la ola de un tsunami.

Entre tanto, la jueza Alaya ha pedido que se la exima en el reparto de nuevos asuntos. Eso debe agilizar el proceso.

En cuanto a las filtraciones a la Prensa, he de decir que creo que vienen de diversos puntos, pero no de la señora Alaya.

Y me gustaría saber dónde está y qué hace Antonio Fernández, aparte de buscarse un buen abogado, y por qué esa distinción entre él y Viera.

EREs: Más allá de Mercasevilla

Ignacio Camacho pone hoy las cosas en su sitio:

http://www.abc.es/20110217/opinion-colaboraciones/abcp-gran-enjuague-20110217.html

La única salida política aceptable sería que este escándalo acabe en una reforma legislativa que impida este estado de cosas.

La maraña de los ERE

Los registros en oficinas de una correduría de seguros en Cádiz y Jerez son la primera prueba tangible de que la investigación judicial amplía su radio de acción para llegar hasta el fondo. En eso consiste el Estado de Derecho y comprobar su funcionamiento, ahora que hay tantas tentaciones para caer en el pesimismo sobre la democracia, resulta reconfortante.

En la Delegación de Empleo de Cádiz revisan papeles, respiran hondo, se tientan la ropa y creen que han hecho los deberes con rigor. Aunque nadie ponga la mano en el fuego por nadie.

En círculos políticos han molestado los “sobreentendidos” de las declaraciones de Antonio Fernández a ABC, publicadas el pasado lunes.

Entre tanto en Sevilla siguen abriendo cajas y cotejando nombres, ha saltado el de César Braña, que fuera gobernador civil de Cádiz durante la segunda reconversión naval, socialista, hermano de Julio Braña, entonces concejal del PP, y fallecido hace unos años. Antonio Fernández, exconsejero de Empleo, apareció en el ERE de González Byass, como se sabe, a cuya plantilla pertenecía, pero alega que no cobró ninguna cantidad por la extinción de su puesto. Se examina también el ERE de Dhul.

En todo caso, el escándalo no hace sino crecer, junto con la preocupación en el PSOE y en el Gobierno andaluz, y se alzan voces que piden que se pongan las cartas boca arriba radicalmente.

Si se acaba con estos sinvergüenza, o al menos por un tiempo, todos saldremos ganando