Capo del libro andaluz

Julio Neira ha sido nombrado hoy por el Consejo de Gobierno nuevo director general del Libro. Como coordinador del Centro Andaluz de las Letras que era hasta ahora, éste es un paso natural y también un aval, porque su gestión ha sido destacada a pesar de lo mortecino que resultaba el CAL, en general, desde su creación. El programa Letras Capitales, que trae a grandes escritores por bibliotecas y centros culturales, viene siendo un éxito en esta última etapa y lo ha sido a base de pelearlo metro a metro, con constancia y con presencia, con detalle y con buenos autores, por supuesto.

Neira es doctor en Literatura por la Autónoma, catedrático de la UNED y antes ocupó la dirección del Centro Cultural del 27.

Así que nos alegramos mucho los lectores en general, aunque le mandamos un recado: esperamos grandes cosas de tí, Julio.

Círculo de lectores

Se me acumula el trabajo extra-laboral. A la izquierda de mi ordenador se amontonan tres libros, tres, que he de presentar. Me doy cuenta de que me he convertido en una petarda. ¡Qué verdad es eso de que todo lo que se critica cae sobre uno! Pero siempre hay una razón, un compromiso personal, que me hace decir que sí, con cierta facilidad, no lo niego. De camino, es imagen para mi periódico, o en esas estamos.
Todo esto es para disculparme ante quienes penséis, no sin razón, que ya me vale. Pero os cuento. El primer libro es la “Historia de la Prensa española en la transición”, de Carmen Castro, que no solo es una amiga, sino una gran profesora a quien debo mucho. Por encima de ello, es que el tema me interesa mucho.Yo estaba allí, empezando en la vida profesional, y en la vida en general. Es un privilegio que cuente conmigo para acompañarla y presentar a Charo Zarzalejos, que vendrá a analizar la obra.
El segundo es de José Manuel Balaguer, un columnista de este periódico, un escritor barroco y desbordante y una de las personalidades más fascinantes que conozco. Se trata de una novela ambientada en 1812 titulada “El maleficio del cometa”.

Y el tercero, “El tiempo entre costuras”, el best-seller de Maria Dueñas, que se presentará en la Fundación Caballero Bonald, que siempre es un lujo. No lo había leído hasta ahora, porque no se ha terciado. Si alguien lo ha hecho y me puede decir qué le ha parecido, se lo agradezco.
Aparte, claro, quedan las lecturas propias. Este largo puente prometo escribir mi particular (y espero que no pretenciosa) reseña de “Un traidor como los nuestros”, el Le Carré del que tanto os he hablado. Con todo esto de WikiLeaks parece aún más atractivo.

Libroterapia

Llega a mi mesa un “manuscrito encontrado en El Mentidero” y editado bajo el título “Retazos” por el catedrático José Antonio Hernández Guerrero. Le acompaña la recomendación de que comience por leer la cuarta de cubierta: “Te aseguro que, en esta ocasión, te he escrito a ti”, dice.

Como tal lo recibo. En un primer vistazo puedo decir que es José Antonio en estado puro: sus temas, sus aforismos, sus dibujos, su biografía.

Se presenta este viernes a las siete de la tarde en La Bomba. Os animo a acudir. Seguro que no defrauda.

Fomento de la lectura

Me mandan esta foto, tomada en el mercadillo de Jerez. Uno de los libros es de Angel García López, el poeta de Rota. Si la ve, le dará un soponcio.

Nunca ha sido tan popular la cultura, tan barata, tan alcance de todos los bolsillos. Queda por saber si al ambulante le funciona el gancho. Me temo lo peor.

Libros nuevos

Pues me terminé ‘La tía Mame’, muy recomendado en los culturales como obra de humor, del autor americano Patrick Dennis. Desde que descubrí a Alan Bennet y su “lectora poco común” no solo me cae estupendamente la reina de Inglaterra, sino que me enganché a Bennet, me compré todo lo que ha publicado en España y volví al género y a Woodehouse, que sigue siendo el maestro. Hay una antología sensacional en Anagrama, “¡Pues vaya!”.
“La tía Mame” está bastante bien, tiene momentos de reír a carcajadas, y eso ya es mucho. De modo que lo recomiendo. Si alguien puede darme buenas pistas de este género, lo agradeceré.
Ahora me espera uno de Chaves Nogales, otro de Paul Auster que me ha bajado al Ipad, y el último de Le Carré…que me lo reservaba para el sábado. A ver si resisto la tentación de no abrirlo antes.

Una genialidad

http://leerestademoda.com/

Aviso contra los excesos fundamentalistas. Hay que tener talento…

No faltéis

Mañana a las ocho, presentación de la novela de Elvira Lindo en la Biblioteca Provincial. El libro se llama “Lo que me queda por vivir”, está editado en Seix Barral y es magnífico. A mí me corresponde acompañar a la autora en el trance y prometo ser breve. Vamos a intentar proyectar un pequeño vídeo magnífico, dibujado por su hijo Miguel, autor de la portada y protagonista, o al menos su álter ego, de la obra.

Es el comienzo de temporada del ciclo Letras Capitales, que el año pasado trajo a Eduardo Mendoza, María Dueñas o Pere Gimferrer y que poco a poco, y sobre todo a base de la calidad y el tirón de los autores seleccionados, se ha hecho con un público fiel.
Así que id pronto que habrá que coger sitio, aunque la biblioteca sea grande.

El ebook ya está aquí

Por primera vez la edición de un libro en ebook ha superado en ventas su edición en papel. Así lo ha comunicado el portal casadellibro.com. Se trata de la nueva novela de Ken Follet, un superventas de por sí.
La plataforma Libralia ha reducido sus planes de edición electrónica. Yo estoy expectante. Cada vez me gusta más leer en pantalla, pienso en el sitio que no tengo para acumular libros y en llevarlos encima casi sin peso.
Sólo espero que se encarrile vía libreros, que son esenciales para el tejido ciudadano y para la vida misma.

Vaya semanita

En un rato echo el cierre. Aunque aquí no se desconecta nunca. Ahora, con las nuevas tecnologías, mucho menos.
Para el breve fin de semana me llevo un libro que me ha enviado Minúscula, que es mi editorial-fetiche. “Un año de escuela en Trieste”, de Giani Stuparich, el escritor a quien descubrimos el invierno pasado en el brillantísimo relato “La Isla”.
Seguro que no defrauda. Está en la colección”Paisajes narrados”, de la que me permito recomendar con entusiasmo “Pasajera a Teherán”, de Vita Sackville-West, relato de viaje de una de las chicas de Bloomsbury, escrito con frescura y originalidad. Incluso otra propuesta más: “Visiones de Asia”, de Vasili Golovanov, muy plástico paseo por las estepas, esta vez más contemporáneo.
A disfrutar.
Que la semana que viene… será peor. Entre la huelga general y la presentación de los Presupuestos vamos aviados.

La razón crítica

“Contra la indiferencia” se llama el nuevo libro de Josep Ramoneda, el conocido filósofo y periodista catalán. Ayer lo presentó en público en Barcelona. Es un alegato contra la pérdida de calidad de la democracia y lo que llama “el totalitarismo de la indiferencia”, en medio de la cual el poder se hace irresponsable, mientras la política se siente incapaz de defender los intereses generales . He pedido a sus editores, Galaxia Guttenberg-Círculo de Lectores, un capítulo del libro, a modo de aperitivo. Es una colección de aforismos “del tiempo”. Ahí va. Junto con el link a la entrevista que le hice en abril pasado, un agudo análisis de la sociedad contemporánea.

>>Consulta el Pdf