Foto histórica

3 de mayo de 1990. Veintiún años nos contemplan, que se dice pronto. Semprún inaugura el Museo de Cádiz. Un barbudo Antonio Alvarez le muestra la sala de estatuaria romana: las cabezas de los césares que eran sustituidas en las estatuas según cambiaba el prócer porque, como se sabe, los romanos estaban en todo y a rey muerto rey puesto. Algo que no debía sonar demasiado bien a José Rodríguez de la Borbolla, entonces presidente de la Junta de Andalucía,  que en la imagen aguanta el gesto porque ya sabía que había sido cesado en el cargo, en plena bronca entre guerristas y borbollistas. Su caso era, pues, como el de los romanos que estaban contemplando. Con ellos Ramón Vargas Machuca, entonces en plena vorágine de su actividad política, como líder crítico y secretario primero de la Mesa del Congreso.

Oh, tiempo!

Una gran historia

Hace 24 años del macabro hallazgo de una niña enterrada en el trasdós de una cúpula de la iglesia de San Lorenzo. Entonces, que yo recuerde y por lo que he confrontado con diversas fuentes, no trascendió. Lo sabía la gente del Museo, pero lo habían olvidado o había cambiado el personal, o simplemente no sabían qué hacer con ello. Una niña momificada por causas naturales y datada en finales del XIX o principios del XX no es precisamente arqueología.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20110302/sociedad/misterio-pequena-momia-20110302.html

La semana pasada, unos becarios se encontraron una caja blanca en el fondo de un almacén y al abrirla se llevaron el susto de sus vidas. La niña momificada estaba desnuda, porque así la habían devuelto de la Facultad de Medicina. El revuelo fue considerable, llegó hasta nosotros y, con dificultades, hemos podido reconstruir la historia. Dificultades porque en Cultura parecen tener problemas para procesar las peticiones de información, cursarlas y responderlas y tienen instalado un régimen de terror entre los técnicos que les ha vuelto mudos. Muy democrático y eficiente, como se ve. A ver si hoy conseguimos que les autoricen a hablar a alguno de ellos.
Ahora ¿qué hacer con la pequeña momia? Parece que no piensan exponerla de momento. Quizá deberían pensar en enterrarla, no sin antes ver si, a la luz de las nuevas tecnologías, se puedan practicar nuevos análisis que contribuyan a aclarar el misterio: quién era, qué le pasó, porqué terminó su vida a tan corta edad y fue sepultada de manera escondida y prohibida, aquella pequeña, deforme y epiléptica pero a quien su madre vestía con esmero: traje de encaje cosido a máquina, medias de lana, zapatitos blancos y, lo más terrible, un gesto de terrible dolor en su carita momificada.

Movilización en Jerez

Un grupo de ciudadanos de Jerez ha organizado para mañana sábado a mediodía, en la rotonda de El Gallo Azul, una movilización para protestar por el cierre del Museo Arqueológico, que lleva ¡seis años! con la puerta atrancada. En vistas de que no puede visitarse han decidido “sacar el Museo a la calle” y explicar cuáles son sus piezas más atractivas.

¿Reaccionarán las autoridades culturales? ¿se sentirán concernidas, avergozadas? ¿harán algo por agilizar la reapertura? Suerte y solidaridad

El Museo del Carnaval sigue en dique seco