Difundir el Doce

 Gran taquilla en el acto de presentación del Plan turístico del  Bicentenario, esta mañana en el Hotel Playa, con dos consejeros (Luciano Alonso y Francisco Menacho), mucho alto cargo del PSOE y mucha gente del sector. Caras de circunstancias en la dirección del Consorcio, por lo que se ve en las fotos. Tras el acto hubo una reunión interna en plan terapia para superar las dificultades y hacer equipo, tras las críticas de días pasados.

Alonso reta a los ayuntamientos a presentar iniciativas y acogerse al plan. No queda tiempo para andar con piques, con todo lo que ha tardado en presentarse. La acogida en el sector ha sido buena. 

Se trata de dar a conocer el Bicentenario en España y en el mundo. Es urgente. Ya se sabe que lo que no aparece en los medios no existe. Y si no existe difícilmente va a venir nadie. Y si no hay repercusión turística, un objetivo prioritario ‘per se’ de todo evento, pero especialmente importante para nosotros, el fracaso será total. 

 El Doce debe poner Cádiz en el mapa de los destinos y significar un antes y un después, ha de ser uno de sus legados más importantes. El sector debe fortalecerse. Hay que conseguirlo

Preparados para el turismo

Una ciudad que va a recibir un millar de cruceristas diarios y que apenas tiene más vías de futuro que el turismo no puede permitirse el lujo de descuidar hasta estos extremos la señalización de su callejero.  El día que a la concejala de artesanía se le ocurrió imitar los antiguos rótulos de las calles para rotularlas, sin quitar los anteriores, alguien debía haberse dado cuenta de la catástrofe: cientos de calles en Cádiz tienen dos nombres, sin que nada indique la diferencia.

Pero es aún peor. Hoy el Ayuntamiento, pese al tiempo transcurrido, persiste en el error y no es consciente de la dificultad que presenta para los turistas o para cualquiera que no conozca el callejero gaditano. Llegar a cualquier calle o localizarla en el mapa resulta una tarea desesperante para el viajero. Señal, por una parte, de que están encantados de conocerse, y por otra de que no ven más allá de sus narices. Les vale con apelar al  ”patrimonio histórico”, como si con eso se resolviera el problema. Una calle con dos nombres ¿cómo se llama?

Aparte está la “línea rosa”, que el Ayuntamiento considera el invento del siglo. Yo me permito dudarlo. Sin contar con que en los alrededores de la Plaza de España persiste el trazo rojo con el que se quiso recrear el perímetro del Zócalo mexicano, una iniciativa también digna de una antología del disparate.

Así nos va.

Cruceristas

He bajado a Cádiz temprano y ya estaba todo lleno de cruceristas. Cinco mil y pico de personas juntas a la vez en una ciudad como la nuestra se notan. Gran cola en el bus turístico. Otros andaban por San Antonio, Ancha, en grupos y desperdigados. Las tiendas han abierto mucho después.

El discurso del agravio

Los propietarios de campos de golf gaditanos han aprendido bien la lección de los malagueños: el discurso del agravio comparativo a ellos les ha ido muy bien. Ahora ensayan el de la Costa de la Luz versus la Costa del Sol. Están cargados de argumentos: http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20110209/ciudadanos/directores-campos-golf-acusan-20110209.html

Doña Blanca

Desde que Juan Balaguer empezó a contar su proyecto para Doña Blanca le he visto despejar una a una las dudas lógicas ante cualquier idea arriesgada. La primera, el dinero para llevarla a cabo. Asegura que lo tiene. Su trayectoria empresarial hace pensar que sí, por sus relaciones en diversos países. Al menos para pensar que tiene capacidad para conseguirlo.
Pueden aflorar ahora problemas sobrevenidos, derivados, por una parte, de viejos rencores, por ejemplo hacia Diego Ruiz Mata, o de oscuros intereses destinados a lucrarse de la operación, a propiciar otras, incluso celos por no haber sido tomados en consideración durante el proceso. También hay dudas que son normales, porque el propio proyecto las tiene. No todo está hecho, ni va a ser mañana, y hay páginas en blanco que deberá rellenar la iniciativa privada, o el apoyo público.
Pero la suerte está echada, el plan está en marcha. Que salga bien, al menos una parte de sus altas metas, será bueno para todos.
Es tan gran noticia un proyecto empresarial en esta zona!!

A propósito de http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20101212/opinion/dona-blanca-gran-oportunidad-20101212.html

Turismo en internet

Voy para Málaga, a la presentación de la Comunidad Turística de Andalucía, una gran plataforma para lanzar a la red la industria turística de la región, que tanto nos va en ella. Una gran central de reservas, por ejemplo, servirá a los visitantes, que cada vez usan más Internet para decidir su destino. Se relacionará con las redes sociales, con otras plataformas de la administración, se actualizará constantemente, se adaptará al perfil del usuario, habrá evaluación de los servicios por parte de los visitantes…
Es el camino.