Archivo

Entradas Etiquetadas ‘josé antonio camacho’

¡La finta y el sprint…Joaquín!

Jueves, 12 de marzo de 2009

Joaquín Sánchez Rodríguez nació en el Puerto de Santa María el 21 de julio de 1981 y creció en el barrio de Fermesa. Proviene de una numerosa familia en la que tres de sus ocho hermanos son o han sido futbolistas; destacan su hermano mayor Lucas, que jugó en el Cádiz, y Ricardo, que formó parte de las filas del Betis. Si hay una persona que influyó en que Joaquín llegara a lo que es ahora ese es su tio ‘El Chino’, el encargado de guiarle cuando era pequeño y que le consiguió la prueba con el Betis. Uno de los principales lamentos que tiene Joaquín es que no ha podido verle triunfar, ya que falleció en el año 2002. Antes de vestir la camiseta verdiblanca, dio sus primeros pasos en el equipo de Los Frailes, donde aún le recuerdan con gran afecto, en Los Barrios y en el colegio Safa San Luis. Fue en 1997 cuando inicio su aventura sevillana. Los primeros momentos no fueron fáciles, ya que tuvo que acostumbrarse a la dura disciplina de los entrenamientos al ajetreo diario de los desplazamientos. Su padre deportivo fue Fernando Vázquez, que le hizo debutar en Segunda. Fue el día 3 de septiembre de 2000 en el Multiusos de San Lázaro en Santiago de Compostela. Ese mismo año el Betis logró el ascenso y la carrera de Joaquín comenzó a subir como la espuma. Velocidad, regate, descaro…Joaquín ofrecía una serie de virtudes en extinción ante el encorsetamiento colectivo al que sometían por entonces la mayoría de entrenadores a sus equipos y muchos equipos grandes se fijaron en él -Real Madrid, Barcelona, Chelsea, Juventus, Inter…- También lo hizo José Antonio Camacho, que le dio un papel relevante en la selección española. El 13 de febrero de 2002 llevó por primera vez la indumentaria de la selección en un enfrentamiento amistoso contra Portugal en el estadio de Montjuic. Vistiendo la elástica nacional Joaquín ha vivido algunos de los momentos más bonitos de su carrera, pero también momentos duros, como cuando falló el penalti decisivo en el partido ante Corea en el Mundial de 2002, que podría haber dado el pase a España a semifinales.

El fútbol de Joaquín crecía, crecía y crecía, pero el Betis seguía estancado, por lo que decidió salir del equipo verdiblanco. Su pulso con Manuel Ruiz de Lopera pasará a la historia después de que el presidente del Betis le obligara a viajar a Albacete por una supuesta cesión que nunca llegó a producirse días antes de fichar por el Valencia. En su presentación como jugador ché miles de valencianistas le esperaron a su llegada a Mestalla y ya tiene una peña en su honor (Peña Valencianista la Finta y el Sprint). Y es que Joaquín siempre se ha ganado el cariño del público por su carácter abierto y dicharachero; por su espontaneidad, por su sinceridad y desparpajo, el mismo que demuestra cada vez que canta canciones de El Barrio o toma un capote para emular a los toreros.

Gaditanos, General, Joaquín , , , , , , , , , , ,