Bueno, no pensaba dar explicaciones pero al final me he decidido porque creo que si os pasáis de vez en cuando por este vuestro rincón, os merecéis no una sino mil explicaciones. Pues bien, en unos días me ausentaré. No lo haré porque me apetezca (al final este blog se ha convertido casi en una maldita adicción) sino por prescripción médica, por decirlo de alguna manera. Volveré en cuanto pueda. Espero que pronto. Aprovecho para disculparme de estas anteriores ‘mini-ausencias’ de las últimas semanas. Mi corazón quería seguir con vosotros pero a veces mi cuerpo no me dejaba. Por eso hay que ponerle remedio ya! Volveré con las pilas bien cargadas! Queda Por el amor de Dior! para rato. Un beso a todos. Cuidaros.