Hasta horas llegaron a esperar cientos de personas en toda España en las tiendas Lidl para hacerse con una de las famosas cremas antiarrugas que la cadena de supermercados distribuye. La Cien Q10 había ocupado el primer puesto en un estudio de calidad de la OCU. Eso, y su precio ¡3 euros!, desató la fiebre. 

Desde entonces, la crema antiarrugas de Lidl es uno de los artículos más vendidos de la firma de cosmética de la cadena alemana. Tanto es así que Lidl tuvo que reponer estanterías y puso a la venta un millón de unidades de la versión de día y noche y limitó el número de unidades que cada cliente se podía llevar a casa para evitar la reventa.

lidl-crema-antiarrugas

Pero, hay más casos. Muchos más. Quizá algunos que citaré no han llegado a tal magnitud pero su éxito es incuestionable. Hablamos de productos baratos, que han tenido en el boca a boca (y en algunos casos en su calidad y efectividad) su clave de éxito. Lo cierto es que tienen aférrimas seguidoras. En otros casos, el marketing, e incluso, alguna leyenda urbana, hizo el resto.

Champú de caballo: Fue otro terremoto el que causó el champú de caballo. Recuerdo hace más de dos años cuando una compañera me contó que en tiendas dedicadas a cuidados veterinarios, la gente arrasaba con las repisas de este producto. Entonces, los dependientes no daban crédito a lo que estaba ocurriendo.

Y la razón no fue otra que ya por Internet comenzó a circular la historia de que el champú de caballo era “lo mejor” para fortalecer el cabello humano. Sí, el mismo que se usaba para los equinos cuyo grosor de pelo supera obviamente a la cabellera de una mujer. Fue tal el éxito que rápidamente hubo críticas, estudios y, por supuesto, marcas comerciales que se pusieron manos a la obra.

champu-de-caballo

Entre ellas, la cadena de supermercados Mercadona que aprovechando comercialmente el tirón de la Biotina (la propiedad ‘milagrosa’ )  lanzó un champú de Biotina que se vendió como churros. Tras rumores y malos augurios para quienes lo usaran, se comprobó que las versiones comerciales no eran perjudiciales para uso humano y por tanto siguen en las tiendas.

Crema Xhekpon: La verdad es que siempre que me hablan de esta crema me sonrío. No lo puedo evitar. La historia es buenísima y es de esas leyendas urbanas que nunca sabes si es verdad o no. Por lo visto cuentan que las azafatas de un vuelo en el que viajaba Isabel Preysler vieron como se echaba esta crema durante el  viaje y, claro, pues que la reínisima del corazón cuya belleza y juventud se alaba constantemente utilice una crema que ronda los seis euros, tiene su tirón.

xhekpon-preysler-crema

La historia se extendió y la antiarrugas empezó a llegar a miles de neceseres. Al margen de la leyenda, hay muchas opiniones favorables a la crema antiarrugas Xhekpon, una crema de colágeno hidratante y regenerador que “retarda el envejecimiento de la piel, aportando un aspecto mas terso y joven y que mejora su apariencia aumentando la hidratación natural”. Ya la hay para cara, cuello, escote, cuerpo, contorno de ojos, labios, en máscara… todo un fenómeno.

Brochas de maquillaje de Sigma Beauty: Quizá no tan conocida como los productos anteriores pero sí con un éxito enorme, podemos citar las brochas de maquillaje de Sigma. La marca fue fundada no hace mucho, en 2008, por un matrimonio brasileño que vieron la necesidad de crear una firma de este tipo de productos de belleza de calidad y asequibles. Desde entonces, cada vez que Sigma lanza alguno de sus productos al mercado, se agotan las existencia con incluso semanas de espera de reposición.

De todos sus productos, destacamos quizá las brochas porque la ‘fiebre’ es mayor. Sobre todo por una de ellas, la F80, una brocha tipo mofeta que se puede utilizar tanto para polvos como para productos líquidos como bases. Sus cerdas cortas y densas permiten (lo confirmo) que la aplicación del maquillaje sea muy fácil y dé un aspecto muy natural al rostro. Su precio ronda los 20 euros, muy por debajo de otras brochas de similar calidad de marcas más caras.

brocha-sigma-rostro

 

Prebase  de sombra de ojos de Too Faced: Esta base de silicona es uno de los fenómenos más entendidos entre las ‘youtubers’. Según dicen, tras aplicarla, se puede trabajar cualquier sombra de ojos con mucha facilidad y así la fijación es más duradera. Consigue camuflar las pequeñas imperfecciones del ojo y evitar que la sombra se cuartee. Otras opiniones apuntan que no lo consigue y que las sombras no duran más. Sea lo que fuere, sigue siendo uno de los artículos estrellas de las estanterías de cualquier punto de venta especializado. Su precio ronda los 20 euros.

prebase-sombra-toofaced

Paletas de sombras Naked: Las paletas de Urban Decay (por cierto también su prebase) son otro de los ‘greatest hits’ en los neceseres de muchas amantes de la cosmética. Tanto es así que han lanzado ya varias versiones y todas ellas se venden con gran éxito. Depende de gustos y looks se puede elegir unas paletas u otras. La primera, la Naked 1, para mi gusto la mejor, tiene doce tonos neutros que dan al rostro un efecto muy natural. Su precio, unos 40 euros.

naked-paleta-sombras

Crema americana de Lush: Nuevamente hablamos de un producto para el cabello. Podríamos haber mencionado en esta lista también el éxito del Oro Líquido de Revlon (muy celebrado también) o del aceite de Marruecos pero por aclamación popular (es decir, yo misma) me quedo con la Crema americana de Lush.

Se trata de un acondicionador que seduce también a cientos de mujeres que lo han elegido, según explican en foros de opinión, por el resultado que les dan. Pero también por el aroma “increíble” que deja. La vainilla, la salvia, la lavanda y el benjuí son los culpables de este ‘enganche’. En Lush también asegura que evita el encrespamiento. El precio va desde los 7 euros de los 100 gr. hasta los 21 de los 500 gr.

crema-americana-buena

¿HAS PROBADO ALGUNO DE ESTOS PRODUCTOS? ¿SABES DE OTROS? CUÉNTANOSLO EN COMENTARIOS ¡GRACIAS!