boda

Doctor Bag, para vestir ocasiones

¿Cuántas veces has pensado eso de ‘no tengo nada que ponerme’ días antes de una boda, fiesta o una fecha especial? ¿Cuántas no has encontrado lo que buscabas o no querías gastarte tus ahorros en una prenda para lucirla sólo en contadas ocasiones? ¿Cuántas has añorado un buen asesoramiento a la hora de vestir algo que realmente te siente bien? Pues si te has planteado estas cuestiones quizá una nueva empresa gaditana, Doctor Bag, sea tu mejor respuesta. (más…)

Kate Moss da el sí quiero…a Galliano!!!

Al final no pudo con ella el qué dirán. Kate ha sido fiel a uno de sus diseñadores fetiches y gran amigo y ha elegido para uno de los días más importantes de su vida al vilipendiado Galliano. Poco se ha podido ver de la novia, tan solo el velo desde la ventana del impresionante coche que le ha llevado hasta el altar. Se le ha visto sonriente y con un velo que le cubría la cara. Eso sí, pelo suelto, como suele ser habitual en la modelo.
Ya unas horillas más tarde la he podido ver de cuerpo entero. El vestido, como ella, atrevida. Quizá demasiado para ir de boda pero dado la boda de la que se trataba no esperaba que fuera más virginal, la verdad. Lo que más me ha  gustado, el velo. Impresionante. Seguramente será copiadísimo aunque no sé yo si alguien se podrá acercar al mágico Galliano algún día.

Kate, ha nacido una estrella

Y al final dijo sí. Sí a Alexander McQueen, tal y como nos aventuramos a pronosticar. Pues bien, Kate Middleton iba radiante con este diseño de Sarah Burton para la marca inglesa. Un vestido de encaje hasta las mangas, entallado a la cintura y el escote en uve que terminaba en un cuerpo con forma de corazón y una cola impresionante. Se trata de una elección de mucho gusto, juvenil y nada pomposo. ¡Ella que podría haber elegido todas los tules, gasas y sedas del mundo mantuvo la cordura!
En cuanto al peinado un semi recogido que ha dejado para la posteridad una imagen muy  natural de la novia cuyos ojos los maquillaron en tonos ahumados. Sobre su cabeza, una tiara de Cartier, que le prestó la reina.

Y estas fotos para los amantes de las coincidencias históricas. Grace y Kate, Kate y Grace. Ha nacido otra estrella.