Macarena, una valenciana de 26 años y arquitecta de profesión, triunfa en la Red y fuera de ella con sus geniales haditas, unas muñecas que comenzó a diseñar casi por casualidad y que ahora se han convertido en su imagen de marca. Como la misma diseñadora explica comenzó a hacer estas muñecas para aliviarse un poco del estrés que le ocasionaban sus estudios de arquitectura. Primero, las hacía para su familia y sus amigas, y poco a poco, el hobby creció como profesión. Así, las primeras hadas de alambre que le enseñó a hacer su abuela se han puesto más guapas y se lucen como broches y collares en las revistas españolas más importantes de moda. Os enseño dos muy especiales: la primera que hizo, para la que se inspiró en la portada de una revista, y, la otra, su particular homenaje al rojo Valentino.