moda

Look

Como estamos de rebajas os dejo un vistazo rápido de propuesta de Zara por si os gusta y queda en tienda. ¡Suerte!

 

Carmen March se despide del mundo de la moda

La diseñadora mallorquina Carmen March deja el mundo de la moda después de once años dedicada a “un proyecto tanto empresarial como personal”, según han explicado fuentes próximas a la creadora. Carmen March presentó hace aproximadamente un mes su colección otoño-invierno 2010 fuera del recinto oficial de Cibeles Madrid Fashion Week, bajo una propuesta de moda sin fecha de caducidad. Prendas clásicas que perduren en el tiempo”. Pero este lunes, la diseñadora ha explicado, por carta, a sus colaboradores que “la situación actual hace que mi sueño no sea viable” y dice adiós al mundo de la moda.
 

Homenaje a Michael Jackson, icono de la moda

Pudo ser demasiado excéntrico, un sueño convertido en pesadilla, un niño que se atormentaba de sí mismo en un cuerpo adulto, e incluso, un delincuente sin escrúpulos (algo que nunca se probó), pero, a pesar de todo ello, nadie podrá negar que con su muerte, ayer, se le paró el corazón al pop. Como muchos de mi generación, yo crecí con Michael Jackson. Su música llenó mi habitación el día que por fin heredé de mi hermano mi primer tocadiscos. Me compré Thriller (yo también). Me grabé en mi Beta su videoclip. Y también pegué en mi carpeta la foto de ese Jacko de los 80. Lo confieso. Ha muerto el ídolo, pero quizá ha tenido que pasar todo esto para que, sin complejos, resucite su música.

Hace unos días, le dediqué un post. Parecía premonitorio. No era nada profundo (para qué) e incluso me metía con su indumentaria. Hablaba de su predilección por las chaquetas de Balmain. Suele pasar. Las personas se convierten en personajes, en maniquíes perfectos para cualquier marca de moda. No tiene precio. Y si no, que se lo digan a él. Todo lo que llevó, se universalizó. Desde aquí mi humildísimo homenaje.

Justo en el año de su despedida, la moda se ha rendido de nuevos al estilo de cazadora metálica, de corte militar que él solía llevar. También a las eternas gafas aviador.

 

También los guantes de cristal:

Y las cazadoras de hebillas con pantalón de pitillo que hoy, más que nunca, están de tendencia.

Y, ¿por qué no?, el zapato negro con calcetín blanco (vestía como le daba la gana, al margen de si eso era o no estéticamente aceptado) También, pantalón de chaqueta de talle alto y estrecho.

Y su inseparable sombrero (también ahora muy actuales)

Y, su última aparición -la del […]

Los misterios del patrón

La diseñadora de prêt à porter Evelina Rusu desvela en La Bomba
los secretos de la historia de la moda

 

«La moda es el reflejo del tiempo en el que vivimos: nuestra forma de pensar, el estado de las economías, las costumbres, y hasta el modo de sentir cada momento». La diseñadora de Prêt à porter Evelina Rusu desveló ayer en La Bomba los secretos y misterios que se esconden detrás de cada colección de moda en la que fue la conferencia de clausura del ciclo sobre Moda y Periodismo que organiza la Asociación de Moda Bahía de Cádiz. «En todas las historias, de cualquier idioma o país, se nos hablado siempre de vestidos. La moda se ha convertido en algo imprescindible para el hombre», comenzó su ponencia la modista moldava afincada en Jerez. «Es un factor más de comunicación porque con ella expresamos nuestra personalidad e incluso el estado de ánimo». La historia de la confección es la de las civilizaciones. Así, por ejemplo, bajo la guillotina de la Revolución francesa, no cayeron solamente las cabezas de los nobles, sino las pelucas que les adornaban. Por eso, a partir de aquel momento quedaron abolidas por ser el símbolo de un tiempo pasado.
Llegan las medias
También, la moda fue creciendo y haciéndose un hueco de acuerdo a nuevos inventos que le beneficiaron, contó Rusu. Fue así, como desaparecieron las túnicas cuando en el siglo XIV se inventó la aguja de acero y nació la costura, o, cuando en el siglo XV se descubrió la máquina de tricotar y con ella la malla para vestir las piernas de las mujeres con medias.
Además, con la confección de nuevos patrones y estilos también nacieron los grandes nombres de modistos. […]

Visitamos el ropero de ‘Sexo en NY’

Aunque la serie, desgraciadamente, terminó, aún nos quedan las pelis y los dvds `reposición’. Que ‘Sex in the city’ marcó un antes y un después en el vestuario de series de TV no es nada nuevo. Y para muestra, nos colamos (gracias a Youtube) en el ropero de Charlotte, Carrie, Samantha y Miranda.

A quien le haya gustado os recomiendo el otro post sobre la nueva sensación (TV+moda): Gossip Girl

MAS DIOR QUE NUNCA

Impresionante. Y no me dejo llevar por mi predilección por el loco maestro diseñador de Gibraltar, sino porque fue de lo mejor que se ha podido ver en los últimos años en alta costura. Galliano llenó el lunes el Museo Rodin de París de asombro y aplausos con su última colección de mujer para este verano. “Un desfile tan formidable como éste te permite olvidarte de la crisis”, argumentaba Bernard Arnault, propietario de Christian Dior. Y es que, como si se tratara de un forense, el gibraltareño se metió durante meses en las mismas entrañas del creador de la marca, buscó en sus archivos, en sus viejos patrones y los supo reinterpretar para el siglo XXI en ‘Más Dior que Dior’, un homenaje con todas las letras.

Maestros flamencos como Van Dyck y Vermeer le sirvieron de inspiración en una colección llena de volumen, algo rococó (es Galliano) pero más medido. Dorados, amarillos, azules, rojos y marfiles. vestidos suntuosos con detalles cuidadísimos, faldas lápices adornadas con alforjas, chaquetas, trajes acabados en tirabuzón, y, sedas, corsés, terciopelo, pamelas imposibles…hasta punto de cruz en algunas piezas…un espectáculo en el que empleron cientos de horas los 80 artesanos de uno de los talleres más enviadados del mundo. Y para quien, con la que está cayendo, le chirríe ver todo ese derroche sobre la pasarela, tendría que saber que Christian Dior en 1946 dibujó trajes similares en un París mucho más deprimido que el actual a consecuencia de la II Guerra Mundial. A algo habrá que agarrarse, ¿no? ¡Que siga el espectáculo!